Circula petición por las redes reclamando la nacionalidad española para todos los cubanos y puertorriqueños

3
237

Nacionalidad española para todos los cubanos y puertorriqueños

 


Con la firma del Tratado de París España se separaba, no sólo de sus territorios y posesiones ultramarinas, sino que también arrebataba a millones de sus ciudadanos el derecho a optar por la nacionalidad de sus ancestros. Los actuales descendientes de aquellos españoles se encuentran hoy desamparados, sometidos unos a un régimen dictatorial y otros a un limbo jurídico.

España puede cambiar su historia

Al igual que hoy se admiten, justamente, las prerrogativas de los sefardíes a la nacionalidad española y dada la Nulidad de un Tratado que nunca fue refrendado por la Cortes del Reino, pedimos al señor Presidente del Gobierno que también reconozca por decreto, el derecho inalienable a la nacionalidad de cubanos y puertorriqueños, pues este reconocimiento, además de restablecer la equidad entre todos los descendientes de españoles que la perdieron en siglos pasados, abre perspectivas inimaginables para la hispanidad en el siglo XXI.

España no puede impugnar el Tratado de París pero sí hacer justicia a los descendientes de aquellos españoles

¡Firme si está de acuerdo!

La creación de la República de Cuba no resolvió tampoco este problema legal, puesto que la Constitución cubana establecía que aquellas personas debían “optar” por la nueva nacionalidad cubana, algo que en la práctica –y de toda evidencia– también resultó difícil de aplicar. Los que no lo hicieron, así como sus descendientes, siguieron conservando de facto su condición de españoles al menos hasta 1940. En consecuencia, sus descendientes siguen siendo españoles y podrían reclamar esta condición actualmente en los registros civiles de la Península.

En 1940, la nueva Constitución decretó por ius solis la condición de cubanos a los nacidos en Cuba, con lo que los españoles que no “optaron” en aquel momento por seguir conservando la nacionalidad terminaron perdiéndola, así como sus descendientes.

Ahora bien, la nacionalidad española no depende de la nacionalidad cubana ni viceversa. Cada Estado soberano decide por sí mismo quienes son sus ciudadanos. España no puede impugnar el Tratado de París pero sí hacer justicia a los descendientes de aquellos españoles, reconociendo su derecho a la nacionalidad. Nada lo impide y sería un acto de justicia elemental. Las recientes decisiones del Tribunal Supremo negando la condición de españoles a los nacidos en los territorios de ultramar son una vergüenza y una aberración del derecho. Dada la actual coyuntura política internacional, abrir la nacionalidad a todos aquellos descendientes de españoles que lo soliciten, abre perspectivas insólitas, –trascendentales– para la causa de la hispanidad. Solo un ciego no sabría verlas.

 

 

3 Comentarios

  1. Otra vez, si quieren obtener el respeto como movimiento, tienen que investigar los criterios antes de publicar.
    Sefarditas:
    1- El Edicto de Expulsión de 1492 fue revocado en 1928, NO POR Zapatero
    2- Esto salvó a millones de judíos del Holocausto Nazi, que siendo españoles salieron de Europa Central y se refugiaron en Portugal y Suramérica
    3- ZP renovó la revocación, como parte de su ridiculez de la Ley de la Memoria Histórica: entiéndase: “Vamos a rescribir la historia a como me habría gustado que resultare, y a defecarnos en la progenitora de todo lo que signifique España: desde los Fenicios y Celtíberos hasta Franco:.
    Para obtener la ciudadanía como sefardita, primero tiene que interesarte, y a la vastísima mayoría de sefarditas de ciudadanía israelita, argentina, chilena, EEUU, les importa bien poco. Etc
    Criterios:
    1- Ser Judío Sefardita/español
    2- Ser Judío Sefardita/español originario de uno de los países tradicionales de acogida de la diáspora sefardita: Europa Central y Oriental (Imperio Otomano), y Suramérica post- 2da Guerra Mundial
    3- Ser Judío Sefardita/español originario de uno de los países tradicionales de acogida de la diáspora sefardita: Europa Central y Oriental (Imperio Otomano), y Suramérica post- 2da Guerra Mundial…PRACTICANTE del judaismo
    4- Ser Judío Sefardita/español originario de uno de los países tradicionales de acogida de la diáspora sefardita: Europa Central y Oriental (Imperio Otomano), y Suramérica post- 2da Guerra Mundial…PRACTICANTE del judaísmo debidamente registrado en una Sinagoga
    5- Ser Judío Sefardita/español originario de uno de los países tradicionales de acogida de la diáspora sefardita: Europa Central y Oriental (Imperio Otomano), y Suramérica post- 2da Guerra Mundial…PRACTICANTE del judaísmo debidamente registrado en una Sinagoga debidamente registrada en la asociación de sinagogas sefardíes internacional
    6- Ser Judío Sefardita/español originario de uno de los países tradicionales de acogida de la diáspora sefardita: Europa Central y Oriental (Imperio Otomano), y Suramérica post- 2da Guerra Mundial…PRACTICANTE del judaísmo debidamente registrado en una Sinagoga debidamente registrada en la asociación de sinagogas sefardíes internacional
    7- Ser Judío Sefardita/español originario de uno de los países tradicionales de acogida de la diáspora sefardita: Europa Central y Oriental (Imperio Otomano), y Suramérica post- 2da Guerra Mundial…PRACTICANTE del judaísmo debidamente registrado en una Sinagoga debidamente registrada en la asociación de sinagogas sefardíes internacional y tener interés en adquirir la ciudadanía española
    Como pueden ver, los criterios son bastante estrictos. Y n se relaciona en nada a la situación de PR.

  2. Tratado de París,
    Lo que piden uds no tiene fundamento jurídico… sentimental el que tú quieras, pero eso no significa nada.
    Sé que les molesta, pero alguien se lo tiene que decir claramente. Y mientras no se reconcilien con esa realidad NADIE VA A RESPETAR EL MOVIMIENTO DE REUNIFICACIÓN
    En lo que a España concierne, están tratando de resucitar y reanimar un muerto, enterrado y descompuesto en sus huesos hace 100 años, vestirlo y presentarlo en sociedad bailando la macarena, es imposible. Esto es por Derecho de Conquista, vigente en 1898 abolido en 1945.
    1- Aunque el consenso jurídico internacional en 1898 declaraba ese tratado como el TRATADO MÁS ESPURIO JAMÁS ESCRITO ESPECIALMENTE CUANDO ESPAÑA NO PERDIÓ MILITARMENTE SINO QUE SE NEGOCIÓ BAJO CONDICINES DE TREGUA Y CESE AL FUEGO… Tratado de París es De Iure Nulo Ab Initio, de Facto sigue vigente.
    2- El Art 9 del tratado abole el derecho de sangre y suelo para los naturales de los territorios cedidos a partir del 10 de dic del 1899. No hay vuelta de hoja.
    3- Otra vez, Derecho de Conquista, vigente en 1898 abolido en 1945.
    4- Por derecho de Conquista se imponen de facto las condiciones del Art 9, y a partir de 1903 en Cuba y 1917 en PR… NO SE PUEDE RECLAMAR de manera alguna el restablecimiento de la ciudadanía española.
    5- CADUCÓ, SE ABOLIÓ se EXTINGUIÓ El derecho de Sangre y Suelo para los naturales de las islas perdidas queda abolido en el plazo de caducidad de 1 año: 10 de dic del 1899.
    6- La caducidad no renueva. Abolido es abolido: se acabó, como la esclavitud negra. Se extingue el derecho sustantivo y se anulan los derechos procesales de reclamación ya no existe. Es como pretender resucitar el muerto.
    7- Bajo el criterio equivocado que uds están usando puedo reclamar la ciudadanía española para el conjunto de Centroamérica pq no hubo referéndum de secesión.
    8- Puedo reclamar la ciudadanía Francesa para los quebequeses, o boliviana para los de Arica e Iquique, alemana para los pomeranos o prusianos orientales hoy rusos y polacos…
    NO TIENE FUNDAMENTO JURÍDICO.

    • Querido señor, por muchas mayúsculas que ud. pnoga en su texto, no va a cambiar la realidad de lo que aquí se trata, el fundamente jurídico que ud. está negando fue sustentado en su momento por los comisionados españoles… le pudo dejar la lista y los documentos de derecho, que así lo prueban. Además, si este problema juridico estuvo zanjado como ud afirma Ñ8por qué no fue refrendado en tratado por las cortes del reino, como si ocurrió con el Congreso? En fin, este debate deberá ser llevado a una Corte y ser dilucidado allí, con los argumentos pertinentes.

Deja un comentario