Xulio Fontecha Vázquez: “En Cuba hay mercado para las empresas españolas del sector de la construcción”

0
59
Empresario y presidente de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba

Xulio Fontecha nació en A Coruña, en 1963. De padre burgalés y madre gallega, con solo 18 años se fue a Madrid a estudiar Periodismo. Antes de finalizar la carrera, supo aprovechar excelentes oportunidades profesionales que simultaneó con sus estudios, demostrando gran capacidad de organización y emprendimiento. El azar lo llevó a Cuba, donde decidió establecerse como empresario de la comunicación, pero detectó oportunidades de negocio en la isla que centraron su atención en el equipamiento de maquinaria para la construcción, sector en el que se mueve en la actualidad desde el Grupo Epromext, distribuidor internacional de maquinaria, con sedes en Cuba y en Galicia, que preside desde 1992.

Sr. Fontecha, después de estudiar Ciencias de la Información, dio un gran giro a su trayectoria…

Siempre soñé con ser periodista, pero a medida que iba conociendo la profesión me daba cuenta de que necesitaba algo más. Con el apoyo de mi familia decidí crear mis primeros negocios; al principio, en el sector de la comunicación.

No obstante, suele decir que su etapa como jefe de Prensa en la Dirección General de Cultura de la Xunta fue inolvidable…

Y lo fue. El director, Luis Álvarez Pousa, con quien ya había trabajado como estudiante en prácticas, decidió confiar en mí –que apenas tenía 20 años– y me encargó su oficina de prensa, en la que tuve el privilegio de trabajar con un equipo extraordinario.

En 1991 comienza a viajar a Cuba, donde finalmente se establece, ¿qué razones le animaron a ello?

En aquel entonces yo dirigía un programa en RNE y un día tuve como invitado al alcalde de Oleiros; conectamos bien y terminó convenciéndome de participar en un viaje a Cuba que organizaba el concello. Aquella experiencia cambió mi vida, ¡me impactó la alegría, humanidad y solidaridad de los cubanos! Un año después regresé a La Habana y ya tomé la decisión de establecerme allí.

En una época en que la inversión extranjera en ese país era anecdótica, supo ver una oportunidad…

Había muchas en el ámbito de la construcción. Cuba estaba saliendo de la era soviética y el Gobierno apostaba por el turismo, lo que requería revitalizar el sector.

Deja un comentario