327 ejercieron su derecho al voto ¿Cuántos conseguirán votar esta vez?

 

  • Los españoles de Cuba tienen que comprender que si logran organizarse en fuerza electoral consecuente podrán conseguir atención del gobierno español, en particular en lo que se refiere el atraso de los expedientes de nacionalidad
  • La pasada cita el cuerpo electoral estaba constituído por 121.091 inscritos en CERA, esta vez hay 120383 ¿Dónde están los 708 que faltan?

 

Pocos, pues según Almudena Iglesias de la Región Internacional, “el voto rogado sigue causando estragos en las cifras de participación electoral. Del 30% de emigrantes que votaban antes de su implantación, al vergonzante 8% que lo ha solicitado y de los cuales no todos pasarán por las urnas, media un abismo”.

Las cifras cantan. Sólo 155.000 españoles en el exterior de 1.927.000 de inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA), según la Oficina del Censo Electoral, podrán votar. Faltan las del ERTA.

La cifra es prácticamente la misma que hace6 meses. En aquel entonces 151.000 españoles se inscribieron y estaban llamados a las urnas 1.875.272 electores.

En declaraciones a diario.es Maria Almena portavoz de Marea Granate afirma que “Un ruego del 8%, de nuevo, es una cifra antidemocrática para cualquier proceso electoral que se diga limpio y sin incidencias, como se dirá del 26J. El Gobierno no ha habilitado ninguna medida para ayudarnos” y demuestra “la nula voluntad política de facilitar el voto exterior”, afirma.

Nada nuevo bajo el solo por tanto, aunque si el doble de reclamaciones. “Hay muchos problemas en los envíos: sin papeletas o en los que falta algún sobre”, dice la portavoz. De momento, la Oficina del Censo Electoral contabiliza 7.000 reclamaciones de españoles residentes en el extranjero durante el proceso de solicitud del voto. Casi el doble de las 3.600 que ha registrado del voto por correo de españoles residentes en España a pesar de la diferencia de solicitudes ,155.000 en el primer caso y 1.344.000 en el segundo, afirma Maria Almena al diario.es.

La lista de problemas es larga: Cierre de los censos sin previo aviso, la falta de transparencia e información institucional, la estrechez de horarios y las distancias que algunas personas tienen que recorrer para acudir a los consulados, con el consiguiente gasto que emplean para ello.

Deja un comentario