Presentan en La Habana el libro ‘La Colonia Zamorana de Cuba: historia, presente y futuro’

El lanzamiento estuvo a cargo del profesor de la UNED Zamora, Juan Andrés Blanco

Manuel Barros

memoria-centenariaLa presidenta María Antonia Rabanillo presentó a los invitados e hizo un reconocimiento a los cuatro artífices de la edición de esta obra que recoge los aspectos fundamentales de los 100 años de vida de la Colonia Zamorana: María Antonia Fernández Mayo, Sergio Rabanillo Dámera, Juan Andrés Blanco y Coralia Alonso. Asimismo, agradeció a la Diputación de Zamora por el financiamiento de la publicación.

La presentación del libro ‘La Colonia Zamorana de Cuba: historia, presente y futuro’ tuvo lugar el pasado 26 de diciembre en la Biblioteca Pública ‘Rubén Martínez Villena’ del Centro Histórico de la capital cubana. El importante evento cultural se efectuó ante más de un centenar de asociados e invitados, entre los que se encontraban los presidentes de las Casas de Castilla y León, del Centro Andaluz de La Habana y de la Asociación Vasco-Navarra de Beneficencia, Blanca Ma Fernández y Renato García Egusquiza, respectivamente; Jorge Gavilán y Rubén, por el Órgano de Relaciones y el Registro de Asociaciones del Minjus, y Gloria y Guillermina, hijas de dos figuras emblemáticas de la Colonia, Francisco Sánchez Tamame y Jacinto Cristóbal.

1714750-zamoranosEste encuentro, junto al almuerzo ofrecido a sus emigrantes en el Restaurante ‘La Barca’ fueron los últimos actos celebrados por la Colonia Zamorana en saludo a su centenario a celebrar en 2016.  En la mesa de presentación se encontraban la presidenta de la entidad, María Antonia Rabanillo Dámera, y el profesor de la UNED de Zamora, Juan Andrés Blanco. También la ‘Señorita Zamora’, Wendy Llamas y Rosana Surós, ‘Señorita Centenario’.

Intervenciones

La presidenta María Antonia Rabanillo presentó a los invitados e hizo un reconocimiento a los cuatro artífices de la edición de esta obra que recoge los aspectos fundamentales de los 100 años de vida de la Colonia Zamorana: María Antonia Fernández Mayo; Sergio Rabanillo Dámera; Juan Andrés Blanco y Coralia Alonso. Asimismo, agradeció a la Diputación de Zamora por el financiamiento de la publicación.

Al presentar la obra, el profesor Juan Andrés Blanco comenzó recordando sus vínculos familiares con Cuba “A principios de los años cincuenta del siglo pasado mi padre emigró a Cuba siguiendo una tradición familiar y la corriente de más de treinta mil zamoranos que se trasladaron a la Perla de las Antillas desde los años ochenta del siglo XIX. Muchos echaron raíces en la Isla. Otros, como mi padre y el resto de la familia, volvieron pero nunca se dejó de hablar en mi casa de esa “Isla Infinita”, como se dice que la definieron los indios ante Colón cuando la descubrió”.

Calificó a la Colonia como “lo más visible y permanente de lo mucho que realizaron los zamoranos allí y aquí” y definió a sus asociados como “los mejores ejemplos de lo mejor de Zamora: personas con una enorme capacidad de trabajo, de ahorro y de cariño en favor de tantos españoles y cubanos de la Isla y de zamoranos en la Península”.

Reflexionó sobre sus primeros viajes a Cuba en 1988, sus contactos la Colonia, en la que “encontré una parte de la Cuba contada por mi padre, pero también una parte de Zamora que no conocía”. Destacó “que tan importante como su desarrollo y sostenimiento durante décadas fue su recuperación en otra etapa difícil de la historia de Cuba: el llamado ‘Período Especial’ desde principios de los años 90 del siglo pasado”, momentos en que la sociedad “languidecía (…) sostenida por el patriarca de la familia Rabanillo, Sergio Rabanillo Prada, con el apoyo de parte de su familia (…). Ellos contribuyeron al renacimiento de Zamora en Cuba”.

Habló, asimismo, sobre las crecientes relaciones de la Colonia con el Centro UNED de Zamora, la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial de Zamora, entre otras instituciones. La participación de la Colonia Zamorana en la Operación ‘Añoranza’ y ‘Raíces’, en los Concursos sobre la Historia de la Emigración Castellana y Leonesa y en el rencuentro de muchos emigrantes con sus lugares de origen y con sus familias después de muchos años sin regresar a Zamora. Dijo que el mérito de lo que se celebra con este libro “es de los que residieron y residen en Cuba”.

Una mención aparte tuvo en su intervención la familia Rabanillo: el padre, Sergio Rabanillo Prada; el hijo, Sergio Rabanillo Dámera, y su recién fallecida esposa, Ma Antonia Fernández Mayo, y su hermana Ma Antonia Rabanillo. Tuvo un recuerdo para los pioneros de esos contactos, José Bahamonde y Jesús Sandín, y para quienes los mantienen después de una quincena de años, José Luis Bermúdez y Fernando Martínez-Maillo. También para el doctor Eusebio Leal Spengler, historiador de la Ciudad “cuya estrecha relación se ha traducido en un apoyo constante” y concluyó: “Como la identidad también es sentimiento, nunca me he sentido extranjero en Cuba, porque nunca me he podido sentir extranjero en la Colonia Zamorana de Cuba, el mejor ejemplo de asociación castellana y aún española (…). Esperamos que siga existiendo muchos años más, pues será garantía de que los zamoranos, al llegar a Cuba, se sentirán como yo, incapaces de considerarse extranjeros en esta Isla por tantas cosas infinitas, como bien entendió Colón”.

Deja un comentario