156 sefaradíes de Cuba ya han recuperado la nacionalidad española

4.919 judíos han obtenido la nacionalidad desde que entró en vigor la ley que busca reparar su expulsión

  • Justicia exime de examen para ser español a los sefardíes mayores de 70 años.

El Ministerio de Justicia ha exonerado a los sefardíes mayores de 70 años de las pruebas de idioma español y de conocimientos constitucionales y socioculturales para obtener la nacionalidad española, en un intento por lograr que la ley que entró en vigor en octubre de 2015 cumpla su objetivo de servir de reparación histórica a los judíos expulsados en 1492. Tras la aprobación de la ley, 4.919 sefardíes han obtenido la nacionalidad, pero solo 387 con arreglo a la misma.

Karen Gerson Sharon, coordinadora del Centro Sefardí de Estambul (Turquía), está “muy feliz” de que se eliminen los exámenes para acceder a la nacionalidad española a los mayores de 70 años aunque, matiza, “sería mucho mejor” si se bajara el límite a los 65. “Somos una comunidad no muy joven”, admite, y los mayores tienen problemas de vista y oído que les dificultan superar las pruebas.

La comunidad sefardí de Turquía está formada por unas 15.000 personas, de las que 3.000 ya obtuvieron su DNI español por procedimientos diferentes a los previstos en la ley de 2015 y solo 200 se han inscrito en la prueba de Conocimientos Constitucionales y Socioculturales de España (CCSE). Este examen, junto al de español, constituye el mayor obstáculo para que los sefardíes se beneficien de la ley. Deben estudiar en sus horas libres para ponerse al día de un país que quedó varado en su memoria colectiva hace más de cinco siglos y su ladino o haketia, una joya arqueológica del siglo XV, se da de bruces con la ortografía y gramática actuales.

Karen explica cómo los hijos de un amigo suyo, que tiene nacionalidad española, han solicitado la portuguesa, ya que este país no exige superar ningún examen a los sefardíes; y que el padre de otro amigo, con 84 años, no podrá cumplir su sueño de tener carné español antes de morir, ya que “no tiene salud para viajar a España” y completar el papeleo ante notario.

Desde la entrada en vigor de la ley, que permite obtener la nacionalidad española sin renunciar a la de origen, 4.919 sefardíes han recibido su DNI, pero solo 387 han cumplido todos los trámites previstos en la misma, pues el Gobierno concedió 4.522 nacionalidades por carta de naturaleza a quienes había iniciado los trámites con anterioridad.

Justicia sostiene, no obstante, que la cifra se multiplicará en los próximos meses, ya que 1.897 han realizado el examen DELE de idioma español (los originarios de países hispano-parlantes no tienen que hacerlo) y 6.127 han hecho la prueba de integración (CCSE), ambos en el Instituto Cervantes.

La distribución geográfica de quienes se han inscrito para superar el CSSE muestra gráficamente la diáspora de la comunidad sefardí: proceden de más de cien países. Entre los que tienen más de cien solicitudes, hay 12 países iberoamericanos, además de Marruecos, Israel, Turquía, EE UU y Pakistán.

Hispanista revivido.