Arturo López: 'Obama tiene que cerrar Radio/TV Martí

La mayoría de los cubanos puede salir y regresar sin permiso de salida

En ningún conflicto que ha durado cincuenta años es posible dividir a los contendientes en ángeles de un lado y demonios del otro

 

Esta y otras declaraciones en un artículo publicado por el Arturo López en Infolatam esta semana.

Por razones de política interna, la administración Obama ha tolerado la continuación en Radio/TV Marti de la misma línea política confrontacional del exilio cubano, que procura el colaps del orden político cubano por todos los medios a su alcance. Esa línea está en contradicción con la postura de la Casa Blanca de promover “una emigración legal, segura y ordenada” pero sigue usando una radio y televisión a disposición de la rama ejecutiva para sabotear la nueva política hacia Cuba, e incluso promover candidatos republicanos como Marco Rubio y Jeb Bush al interior de los EE.UU.

Es irracional describir como una sociedad cerrada un país que recibe millones de turistas, se abre a la inversión extranjera y desde la reforma migratoria de 2013 permite a la mayoría de sus ciudadanos viajar y regresar sin permiso de salida alguno.

El gobierno cubano por décadas ha denunciado tanto la ley como el programa para médicos como ofensas a la soberanía cubana. En la práctica sin embargo, la aplicación de la ley de ajuste ha servido como válvula de escape para descontentos cubanos que se deben no solo a la política de acoso estadounidense sino fundamentalmente al manejo ineficiente y el deterioro en la legitimidad del modelo comunista de economía de comando y unipartidismo como proyecto estratégico en el que muchos no confían como forma de solución a sus necesidades más precarias.

En ningún conflicto que ha durado cincuenta años es posible dividir a los contendientes en ángeles de un lado y demonios del otro. El principal ejercicio de los líderes sin embargo no es distribuir culpas sino encontrar soluciones que mejoren la situación de aquellos bajo su égida.

Cuba como país que necesita reformas estructurales más amplias que las efectuadas hasta ahora, en las que la meta del desarrollo económico y las oportunidades para sus jóvenes prevalezcan sobre cualquier interés de control político, privilegios de elite (Existe la percepción de que las reformas actuales han beneficiado de forma desproporcionada al estamento militar y sus afiliados), y visiones ideológicas.

Del lado estadounidense se impone el desmontaje total de una política de embargo/bloqueo, ilegal, inmoral y contraproducente, ajena a los intereses de Cuba, EE.UU y toda la región. En el corto plazo, la administración Obama debería admitir como medida excepcional a los varados en Costa Rica y Panamá, sin oponerse a que los países centroamericanos les concedan un corredor humanitario desde Costa Rica hasta Miami. También debería desmontar el programa que incentiva la deserción de médicos de misiones de salud.

 

Hispanista revivido.