2 opositores siguen desaparecidos 3 días antes de la visita de Obama

Se trata de Carlos Amel Oliva y Zaqueo Báez

Caterina Mojena, esposa de Carlos Arnel Oliva, confirmó este miércoles a DLM en conversación telefónica, que el opositor y líder juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) se encuentra detenido en el Vivac de Calabazar. A pesar de que sus familiares intentaron visitarlo un día después de la detención, las autoridades les advirtieron de que “no tenía derecho a recibir nada de afuera”. Según Mojena, su esposo se enfrenta a tres posibles acusaciones por supuestos actos ilegales y por comportamiento “antisocial”.

Iriades Hernández Aguilera, miembro de Unpacu en Santiago de Cuba, añadió que se espera que Carlos Amel Oliva sea traído a la ciudad este viernes. “A todos los orientales que cogen allá en La Habana los viernes son los días que los deportan”, aseguró. Sobre las acusaciones a las que se enfrenta su compañero, afirmó que hasta el momento no se han convertido en un documento legal. “Pienso que esto lo hacen para mantenerlo detenido hasta el viernes, son cosas absurdas lo que están planteando”, agregó.

Zaqueo Báez, cuyo paradero aseguraba desconocer Caterina Mojena, se encuentra también en el Vivac, según Hernández Aguilera.

El líder juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU)

Carlos Amel Oliva Torres, permanecía este martes detenido en el centro de procesamiento penal VIVAC, según informó a DIARIO DE CUBA su esposa, Caterina Mojena.

Oliva, que el domingo llegó de Miami —donde participó en una reunión con el asesor de Barack Obama Ben Rhodes—, fue detenido el lunes en la sede nacional de la UNPACU, en La Habana, cuando se disponía a salir a la calle.

“Desde el lunes sigue en el VIVAC y es probable que lo deporten a Santiago de Cuba el viernes”, comentó Mojena. El activista reside en la ciudad oriental, pero tras llegar de Miami el domingo se quedó en La Habana por asuntos burocráticos.

Su esposa intentó entregarle productos de aseo personal este martes en el centro de detención pero las autoridades se lo impidieron alegando que el caso de su marido era un asunto “de la Seguridad del Estado”.

A Oliva lo acusan de “antisocial, contravención e ilegalidad”, según Mojena, cargos con los que el régimen “justifica la detención de opositores”, opinó.

Por otro lado, señaló que el activista Zaqueo Báez, que fue detenido en el mismo momento que su esposo, se encuentra “en paradero desconocido”. Las autoridades no han revelado en qué centro de detención está tras ser detenido y golpeado el lunes.

Hispanista revivido.