París, 24 de marzo de 2016.

Querida Ofelia:

Te envío este artículo escrito por nuestro viejo amigo, el poeta disidente cubano Yndamiro Restano. Me lo mandó ayer desde los EE.UU. Te ruego que lo difundas allá en nuestra querida San Cristóbal de La Habana.

“Miami, 22 de marzo de 2016.

¿Qué bola Cuba? ¿Qué bola asere? ¿Qué bolaíta mi socio?… todos estos saludos expresados con ternura constituyen hoy formas que adopta nuestro lenguaje a partir de un castellano duro, aunque cargado de imaginación.

Era por los campos de la Mancha por donde cabalgaba el más famoso de todos los hidalgos. Aquel que mantenía siempre su lanza en ristre toda Utopía deshaciendo entuertos con todo el Corazón. Pues, esa es la Naturaleza de la Revolución Cubana, los revolucionarios cubanos somos más hijos de Don Quijote que de Marx o de Lenin. Es innegable que Cuba es romántica, que Cuba es poesía. Tal vez por eso, los grandes hombres como el Papa Francisco o el Presidente Obama la quieran salvar. Quizás por su alma poética, Cuba tiene un protagonismo global que asombra a todo el que no la conoce bien. Es aquel impulso de amor que brota de sus más auténticas profundidades y que sintió el Papa Francisco cuando le recomienda a nuestro pueblo, que no pierda jamás su vocación de grandeza.

Pues en esta moderna ofensiva cultural de nuestra especie, en esta Revolución Cultural de nuestro mundo, de todos y para el bien de todos, que lidera el Presidente Obama: Está Cuba. Y está Cuba, como bien él dijera, para enseñar y para aprender, porque en definitiva, todos somos eternos discípulos. Hoy Obama está en Cuba con su esposa, sus hijas y su suegra. El Presidente del país más poderoso de la Tierra, ha sido invitado por el Presidente Raúl Castro y ha llegado a Cuba con esa humilde, pero inamovible fe de los seres humanos que quieren cambiar el mundo porque ellos mismos han comprobado que los medios son los que justifican el fin cuando se desea construir un mundo más libre y por lo tanto más humano. Y lo más importante es que esta Revolución Cultural que ya ha comenzado es posible porque todos vamos en el mismo tren. Ya decía el Apóstol, verso o nos condenan juntos o nos salvamos los dos.

¿Qué bolá Mr President? Sin dudas que Vd. es un campeón. Le podríamos decir al amigo de Cuba, Barack Obama, que nos visita: La Guerra fría se acabó y la Revolución Cultural ya comenzó. Ahora Don Quijote vuelve a galopar, pero hoy escucha a Sancho, porque a partir de este momento no se puede volver a fallar. Hay que escuchar críticamente al otro; escucharlo y percibirlo con el corazón, que nos posibilita respetarlo en su dignidad. Hay que entender, hay que perdonarse y perdonar; hay que amar. Entonces los Derechos Humanos no serán un ideal: Serán una realidad”. Yndamiro Restano

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Deja un comentario