Se creen que lo que opinan

Buenos días, Palmaris judicados, encausados e incluso ajusticiados

La justicia aplicada a los castados
se ventila en platós televisivos,
se sustancia cual duelos deportivos
y jamás les condenan los juzgados.

Los asuntos se nos sirven trucados
con astutos criterios selectivos
y machacan más a unos que a otros divos
dependiendo de los fines intentados.

Narcoteles que todo lo dominan
al servicio de un jefe inconfesable
manipulan los gustos de las masas.

Y las gentes se creen que lo que opinan
es lo justo, valiente y deseable
y se quedan tranquilos en sus casas.

Salud y pronto para los enfermos y buena ventura para los desventurados.

Nada de clima en Valencia, aunque ayer tarde cayó un tormentón breve, pero furibundo.

Sit tibi dies levis.