Máxima Isabel Rodríguez: ‘quiero volver a Cuba antes de morir’

Máxima cumple 100 años en Galicia pero está segura de que vivirá para volver a Cuba

de: Cibercuba

Máxima Isabel Rodríguez, una cubana radicada en Galicia y esposa del ex dueño de la conocida joyería habanera La Isla, llegó a los 100 años de edad con la esperanza de visitar su tierra natal antes de morir.

Según un reportaje del diario gallego El Progreso, Máxima -natural de Cienfuegos- dejó Cuba hace diez años para asentarse en la comunidad de As Pontes, ubicada en la provincia La Coruña, donde nació quien fue su marido.

Sobre su vitalidad, asegura: “Tengo la herencia de la longevidad. Mi abuela llegó a los 120 y una tía a los 110.”

“Sé que voy a vivir para volver a Cuba”, agregó convencida la isleña, quien ahora vive con su hija y su yerno en la que fue la casa de su marido, Artemio Vivero, un español que cruzó el Atlántico con 19 años rumbo a La Habana.

Allí, el gallego abrió junto a sus hermanos la joyería La Isla. “Él vivía solo, yo iba a su casa a limpiar, cocinar y ahí fue donde cayó en la trampa y nos enamoramos”, contó la centenaria, que fue cajera en tiendas de ropa, costurera y empleada de una empresa tributaria.

De acuerdo con el diario, Máxima visita la oficina de correos habitualmente para enviar cartas a su “grandísima familia”, que está repartida entre Cuba, Venezuela y EE.UU. Tiene 16 nietos, 26 bisnietos y cinco tataranietos.

“Recuerdo el nombre de todos”, asegura orgullosa.

“Me gustaría seguir viajando y viendo cosas nuevas”, concluyó la cubana, quien solo ha viajado a su isla natal dos veces en la pasada década, y de la cual espera que “se recomponga”.

Hispanista revivido.