Abre nueva web por la unidad hispánica

Titulada “Unión hispánica”  el portal obra por la unión de todos los antiguos territorios del imperio

El blog, abierto ayer, es de la autoría de Agustín Gómez Cámara, quien en un primer editorial titulado “El momento es ahora”, intenta demostrar que la unidad hispánica es una idea con futuro. Cabría preguntarse en qué la la propuesta de la Unión Hispánica es diferente de los proyectos más antiguos y bien conocidos en el planeta mediático, como el MRE, que ya cuenta con varias representantes en España y páginas en Facebook. O al primero de todos, el que lidera el boricua Iván Arrache. Recordemos al señor Cámara que ambos movimientos, no sólo cuentan con larga trayectoria y propuestas interesantes,a sino que no hn conseguido sumar, ni mucho menos obtener respuestas institucionales en España.

Asegura Gómez Cámara que lleva “mucho tiempo investigando acerca de los movimientos que a lo largo y ancho del mundo que fue hispano han ido germinando”. Achaca a la pérdida de la influencia hispánica a las mentiras propagadas por la leyenda negra. Pero considera Gómez quelos días “de vino y rosas siempre llegan a su fin”.  Pues ha llegado la hora de la unidad.

A continuación reproducimos el texto “El momento es ahora” no si antes desear buena suerte a esta iniciativa.

La historia nos demuestra constantemente que ni las fronteras ni los estados perduran para la eternidad. Si bien es cierto que hemos vivido un dilatado período de paz relativa en la que el viejo mundo y, por ende, los dos grandes bloques – OTAN y Rusia y sus aliados – han permanecido calmados. Sólo pequeñas escaramuzas, porque no han sido más que eso, han supuesto una alteración relativa de este orden.

Ambos bloques se han visto cómodos en esta coyuntura. Han fortalecido sus lazos comerciales y han escondido su armamento con el único objetivo de causar una ilusión colectiva en sus aliados. EE.UU. y Rusia siguen siendo los mismos. Quizá los rusos han virado hacia un modelo capitalista en su economía, pero su concepción del mundo y de como deben relacionarse con él no han cambiado ni un ápice.

EE.UU. y Rusia se han comportado de diferente manera, con una concepción en cuanto a su protección muy distinta pero con un mismo objetivo: protegerse de los demás. Ambos se saben en una posición geográfica muy ventajosa frente a otras naciones, pero no por ello han perdido el tiempo en esta materia. Rusia no permite que nadie se le meta en el patio trasero y, para muestra un botón: Ucrania. EE.UU. no es que no permita que nadie se le meta en el patio de atrás, sino que interviene libremente en cualquier punto del globo en el que pueda existir el menor interés para ellos con el único fin de que nadie se aproxime a sus fronteras.

El caso de EE.UU. es muy curioso. En si misma la concepción de la Unión es muy curiosa. En los centros educativos del todo su territorio se habla de manera rimbombante de sus “padres fundadores” pero la realidad es que existió una cruenta guerra para unir a la fuerza a los estados. Fueron precisamente los estados del noreste los que comenzaron a gestar la idea de un estado llamado EE.UU.. Se independizaron de los británicos para después pasar a unir a otros estados independientes a su causa por la fuerza y por las armas argumentando a posteriori que fue en pro de abolir la esclavitud. EE.UU. siempre en su bonita línea de desinformación. Y es curioso, porque en toda la filmografía norteamericana de época y de género western podemos observar como se habla como se trata el tema de EE.UU. como si fuera una constante y fuera lo establecido desde el principio: falso.

A mí personalmente me resulta muy curioso como se refieren a México en lugar de Nueva España en épocas en los que el primer concepto ni existía. Y también es curioso como obvian por completo la titularidad española de aquellos territorios del lejano oeste americano… Sólo hablan de ingleses – ni si quiera británicos -, a veces de mexicanos y franceses, pero de españoles nada. Es como si quisieran borrarnos de la historia. Fuimos tan inútiles que incluso les ayudamos a deshacerse de los británicos y les fuimos cediendo terreno.

Luego llegaría Cuba, Puerto Rico, Filipinas, El Rif y el Sahara Occidental… pero de esos ya vamos a ir hablando poco a poco.

¿tú que piensas? Comenta.

Hispanista revivido.