Se están adoptando una serie de medidas para facilitar a los emigrantes españoles que quieran votar en las elecciones generales la tramitación de los requisitos exigidos por la ley

 

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación ha impartido instrucciones a consulados y embajadas para garantizar al máximo que los electores residentes en el exterior puedan ejercer su derecho al voto el 26 de junio. El departamento que dirige José Manuel García-Margallo está adoptando una serie de medidas para facilitar a los emigrantes españoles que quieran votar en las elecciones generales la tramitación de los requisitos exigidos por la ley.

Se trata de garantizar al máximo que los electores en el extranjero puedan ejercer su derecho al voto y para ello se han adoptado medidas excepcionales, como que los consulados abriesen el fin de semana del 14 y 15 de mayo y también el sábado 28 de mayo para permitir que los electores efectúen reclamaciones o se inscriban en el registro de matrícula consular con el fin de poder votar.

Sólo un 4,7% de los casi dos millones de españoles residentes en el extranjero votaron en los comicios del pasado 20 de diciembre, un porcentaje que demuestra las dificultades de un procedimiento, el voto rogado, que vuelve a ponerse en marcha para las próximas elecciones generales del 26 de junio.

El ministro de Exteriores ha dicho que se está haciendo “un enorme esfuerzo” y ha abogado por aumentar el voto presencial en consulados y por usar las nuevas tecnologías para facilitar ese voto en el extranjero que, a su juicio, “se ha reducido a términos intolerables”.

El voto rogado, que obliga a los emigrantes a comunicar su voluntad de ejercer el derecho de sufragio para depositar la papeleta, se instauró tras la reforma de la ley electoral aprobada en el segundo mandato de Zapatero con el apoyo del PP, CiU y PNV y que no ha sido revisada esta legislatura porque la iniciativa, según el ministro de Exteriores, “correspondía a la oposición”. Sin embargo, desde su puesta en marcha en 2011 descendió notablemente la participación de los emigrantes.

Fuentes diplomáticas explican que las embajadas y los consulados han recibido así instrucciones para asegurar un buen funcionamiento del proceso electoral.

Todos los cónsules generales y los encargados de las secciones consulares estarán presentes durante los periodos claves del proceso, es decir durante los plazos de reclamaciones, los tres días de depósito del voto en urna, y los días anteriores y posteriores.

Para ese cometido se han formado equipos electorales compuestos por alrededor de mil personas que estarán destinadas tanto en las oficinas consulares como en los servicios centrales del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El departamento que dirige García-Margallo, afirman las fuentes, se ajusta a los plazos previstos legalmente para que el elector pueda expresar su deseo de votar, reciba la documentación electoral, ejerza su derecho al voto y, finalmente, para que los votos puedan llegar a tiempo de ser contabilizados, si bien ha de tenerse en cuenta que depende de los servicios postales de terceros países.

Para favorecer que los electores puedan votar con más efectividad, desde el 3 de mayo –fecha de la publicación en el BOE de la convocatoria de elecciones– las páginas web del Ministerio y de las embajadas y consulados tienen toda la información útil para los electores relativas al proceso electoral, utilizando también las redes sociales con esta misma finalidad.

Convenios de franqueo prepagado

Se posibilita además la descarga de los formularios de solicitud del voto a través de las páginas web de las oficinas consulares y las embajadas han suscrito convenios de franqueo prepagado con los servicios postales de aquellos países donde más ciudadanos españoles residan con el fin de facilitar la gratuidad del voto.

También se han hecho gestiones con los servicios locales de correos para recabar la máxima colaboración y eficacia.

En los días de votación presencial (22, 23 y 24 de junio) las oficinas consulares permanecerán abiertas en horario prolongado permitiendo así que los ciudadanos españoles puedan votar.

Se pondrá además a disposición de las oficinas consulares la posibilidad de utilizar valijas diplomáticas extraordinarias o mensajería urgente con el fin de que los sobres de votación lleguen a tiempo a España.

En los servicios centrales del Ministerio de Asuntos Exteriores se centralizará la recepción de las valijas conteniendo los votos y las actas consulares.

Deja un comentario