En esRadio, la candidata a la Alcaldía de Madrid asegura que C’s “se ha hecho socialdemócrata” y pide una reforma del sistema electoral.

Esperanza Aguirre, en los estudios de esRadio | David Alonso

Esperanza Aguirre hace balance a una semana de que se abran las urnas. “La cosa está muy difícil”, reconoce, no sin advertir de que la “coalición de perdedores” gobernará en Madrid si no consigue el número de votos necesarios. “Es increíble que el señor Carmona, que dice que es tan moderado, quiera pactar con Podemos”, avisó en una entrevista en Sin Complejos, de esRadio. “Votar a VOX es tirar el voto”, sentenció, en un claro mensaje a los descontentos.

La candidata al consistorio de la capital reconoció la desafección entre los votantes y su partido. “Las leyes ideológicas de Zapatero tenían que haber sido derogadas esta legislatura”, planteó, citando expresamente la ley de Memoria Histórica o la de Educación para la Ciudadanía. “Gran número de electores se ha sentido decepcionado porque el PP no las ha revertido”, corroboró. Pero “todavía hay tiempo”. “Se trata de decir claramente dónde está cada uno”, y lamentó “las mentiras que se imponen” sobre la Segunda República “o que todos los catalanes estuvieron contra Franco”.

En opinión de Aguirre, la crisis económica, la corrupción y la ley electoral han alejado la política de la ciudadanía. Sobre la tercera de las cuestiones,llamó a acabar con “las listas cerradas y bloqueadas” y diseñar un nuevo sistema en el que “los políticos se preocupen y ocupen de las inquietudes de los votantes y no tanto de las cúpulas de los partidos”.

Dicho lo cual, y aún partiendo de la base de que el PP no ha hecho todo bien, hizo un enérgico llamamiento a quienes todavía tienen dudas y no saben qué harán el próximo domingo. “En estas elecciones me presento yo. No coincido con todo lo que hace el PP porque no es una secta, pero voy a cara descubierta a diferencia de estos de Ciudadanos que ahora son socialdemócratas”, afirmó.

Aunque espera conseguir la “abstención” de Ciudadanos en caso necesario, no dudó en criticar su programa económico, y en especial su política de impuestos. “Esto es lo que tiene que explicar Begoña Villacís“. Enfrente, se situó ella. “No he cambiado de chaqueta, me presento sin disfraz”, destacó en varias ocasiones, consciente de que el votante tradicional tantea hoy otras opciones. “Mis principios están claros”, insistió, tras poner en valor “la defensa de la libertad” o “sentirse orgulloso de estar españoles”.

Aguirre evitó hacer cábalas sobre lo que ocurrirá el lunes 25, tras el resultado electoral, en el PP a nivel nacional. Aunque recalcó que “quienes nos la jugamos no es la cúpula del PP, somos los candidatos. No se la juega Rajoy“. “Tengo muchísimo que perder, en lo personal muchísimo”, pero explicó que si dio el paso fue por la fuerza electoral que pronostican los sondeos sobre Podemos. Y reiteró una vez más: “Si son la primera fuerza, será la última vez que votemos en libertad”.

Deja un comentario