Obama cierra el Estrecho de la Florida para los balseros cubanos

Ahora que el casi extinto gobierno del B. Obama ha terminado con un gran parte de los privilegios migratorios de los cubanos, la opción española se perfila como la única via “legal” de escape que les quedaría a los cubanos.

Se sabe que una gran parte de los nuevos españoles en edad de hacerlo, han utilizado sus pasaportes para irse a vivr a los Estados Unidos. No tenemos datos oficiales pues los muy pillos, se deshacen del pasaporte español en cuanto llegan legalmente a los Estados Unidos, de esa manera pueden acogerse a la ley de ajuste cubano que les permite obtener la residencia en el plazo abrevido de un año y un día.

España está haciendo un gran esfuerzo para invertir la curva decreciente de su demografía y una de las ideas que se está poniendo en practica es la de facilitar la ayuda al retorno, no sólo de los jóvenes que se fueron recientemente por la crisis, sino también de los nuevos españoles que se beneficiron de la prilera Ley de Nietos en iberoamérica.

La Junta de Castilla y León recibió 79 solicitudes de ayudas de castellanos y leoneses residentes en el extranjero que deseaban retornar a la comunidad. De ellas, 49 correspondieron a menores de 36 años. En el conjunto de las acciones de atención a los ciudadanos residentes fuera, la Consejería de la Presidencia del Gobierno autonómico aprobó 507 ayudas por un importe de más de un millón de euros entre los años 2015 y 2016. En el informe de su actividad presentado a las Cortes regionales, la Consejería de la Presidencia explica que potencia la figura del “retorno” con objeto de favorecer no sólo la vuelta de castellanos y leoneses a su comunidad de origen, sino de reforzar su posterior integración social y laboral en Castilla y León. En ese marco, se creó la oficina del retorno, se potenció la colaboración con la Asociación de emigrantes retornados en Castilla y León (Aercyl) y se reforzó la línea de subvenciones destinadas a facilitar el retorno.

El ejemplo de Castilla y León a la que han vuelto un total de 79 personas que solicitaron ayuda a la Junta para retornar a Castilla y León, de las cuales 49 tienen menos de 36 años

En concreto, la línea de ayudas para facilitar el retorno se convoca desde 2014, pero en 2015 se habilitó una subvención de 30.000 euros para ciudadanos retornados a Castilla y León que se encuentren en situación de especial necesidad. En 2016, según detalla Presidencia en su información a las Cortes, según publicaron varios medios de comunicación, se quiso potenciar esa línea y se introdujeron “importantes novedades”.

Así, se articularon dos programas: uno para facilitar el retorno de los que a fecha de la solicitud no lo hayan hecho pero tienen intención de hacerlo, dotado con 1.500 euros de ayuda que aumenta en 250 por cada persona a su cargo; y otro destinado a facilitar la integración laboral de retornados que estén dados de alta en el Reta, con ayudas de 2.500 euros, que se elevan hasta los 3.000 en el caso de menores de 36 años.

Deja un comentario