Al menos 27 rehenes muertos en Mali

Les hacían recitar la shaada para separar a los buenos de los malos musulmanes

Los ‘infieles’ no tuvieron ninguna oportunidad

 

Una semana después de los salvajes atentados en el centro de París, un nuevo ataque terrorista ha conmocionado al mundo: este viernes, un grupo de hombres armados ha atacado un hotel de Bamako, la capital de Mali, y ha tomado como rehenes a más de 170 personas. Entre ellos se encontraban clientes de varios países, entre ellos militares franceses, empleados de Air France y de Thales -una importante empresa de sistemas electrónicos-y siete ciudadanos chinos. También había cinco belgas: su gobierno ha confirmado que al menos uno de ellos, asesor del Parlamento de Valonia-Bruselas, ha muerto en el ataque.

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha confirmado que no hay víctimas españolas. En declaraciones a los periodistas en la Feria de Empleo en Organizaciones Internacionales, García-Margallo ha dicho que desconocía si figuraba algún español entre los 170 personas que han permanecido secuestradas, pero ha insistido en que no hay víctimas españolas.

Nada más conocerse el ataque, fuerzas de seguridad acordonaron el hotel Radisson Blu, un alojamiento habitual para delegaciones extranjeras. Al poco tiempo, fuerzas de seguridad malienses lanzaron una operación para liberar a los rehenes.

Hispanista revivido.