Hermanos cubanos:

Desde un principio se violó el procedimiento previo para ejecutar un proyecto de Constitución de la República, porque no se eligió por el pueblo una Asamblea Constituyente, ahora quieren hacer ver que la “discusión” que se realiza en el país es un símil de la Asamblea.

El juego consiste en que todos miren hacia el contenido de la Constitución, examinen sus artículos; pero que no se cuestionen el documento como tal, porque comprenderían que, al estar el Partido Comunista de Cuba, por encima de la Constitución, es letra muerta, se convierte en un documento de hecho y no de derecho.


La definición de Constitución, lleva implícita la defensa de los derechos y libertades del pueblo, ya que no es una Ley de minorías, es de mayorías. Sin embargo, el que no piense que el “socialismo” es la solución de los problemas de nuestro país y que nos debemos al Partido Comunista, no está representado en esta Carta Magna.
Sin haber acabado las propuestas de “forma” que se llevan a cabo, ya se ha anunciado la creación de una Comisión que trabaja en la Ley Electoral. Entonces cabe preguntarse: ¿Tomarán en consideración los criterios del pueblo? No importa, si el socialismo es irrevocable: ¿Qué trascendencia tiene opinar, para los que piensan diferente?


Cubano, no te dejes engañar de nuevo, por quienes nos han mentido por casi 60 años, necesitamos una verdadera Ley de Leyes para garantizar el futuro de nuestro país. Si estás de acuerdo con estos criterios, empieza desde ya, a divulgar a tus vecinos, familiares y amigos, que este Proyecto, no es una Constitución, es un Reglamento Dictatorial, para mantener subordinado nuestro pueblo al Partido Comunista.

No permitamos que sigan privándonos de las cosas más imprescindibles! Empezando por un salario digno y la libertad de poder progresar en la vida y tener un futuro con desarrollo, para las nuevas generaciones.
Estemos alerta todos los cubanos, dentro y fuera de la isla.

La Habana, 2 de octubre de 2018

Deja un comentario