Un grupo de hackers amenaza con publicar datos privados de los 37 millones de usuarios de la web, especializado en las aventuras extramatrimoniales.

de LD

“La vida es corta. Ten una aventura”, es el eslogan de la web de citas Ashley Madison. La web ha sido hackeada por un grupo autodenominado The Impact Team. Pero la razón no es que tengan objeciones morales a la infidelidad, sino el tratamiento que la empresa canadiense Avid Life Media (AVM) hace de los datos personales de los usuarios.

Ashley Madison cobra una cuota de 19 dólares por borrar completamente una cuenta de usuario, aunque estás pueden ocultarse gratis. Según el mensaje que dejaron en la famosa web, AVM mintió al decir que todos los datos de un usuario se borraban, porque los datos de la tarjeta de crédito –incluyendo nombre y apellidos del titular– seguían en los servidores de la empresa, con lo cual ésta habría ganado sólo el año pasado 1,7 millones de dólares por un servicio que incumple lo que promete.

En cualquier caso, parece irónico que por no borrar completamente los datos de los usuarios, los hackers amenacen con sacarlos todos a la luz: nombre y apellidos reales, direcciones, datos de tarjeta de crédito y hasta fantasías sexuales. Por el momento se han publicado los datos de algunos usuarios, parece que escogidos al azar, además de información sobre los servidores de la compañía y datos financieros tanto de la empresa como de sus empleados.

Noel Biderman, consejero delegado de AVM, ha confirmado el hackeo y aunque no ha explicado con detalle las acciones que está llevando a cabo la empresa para solucionarlo, sí ha dado a entender que el culpable sería alguien que en su día tuvo un acceso legítimo a la red interna de la empresa. Horas después del ataque, AVM ha emitido un comunicado en el que asegura haber cerrado las brechas por las que se infiltraron los atacantes y estar trabajando con las autoridades para detener a los culpables.

Deja un comentario