Ancianas “desorientadas” se presentan a la mesa electoral

El lamentable estado de la democracia en España

 

  • El apoderado de la mesa se dio cuenta que votaba personas visiblemente “desorientadas” antes de intervenir e impugnar el voto

Como lo reportaba ABC, estos vergonzazos hechos ya se produjeron en el pasado, por  lo que varis de sus miembros se encuentran impuganados actualmente.

Cuatro miembros del PP en Lugo irán a juicio como presuntos autores de un delito electoral por presunto carreteo de votos durante las últimas elecciones autonómicas en Galicia del 21 de octubre de 2012, al considerar la juez que deben ser juzgados por llevar hasta una mesa electora a siete ancianos de una residencia, algunos con demencia senil o alzheimer.

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Lugo, Sandra Piñeiro, investigó los hechos a raíz de una denuncia presentada por Esquerda Unida primero ante la Junta Electoral y más tarde ante el Juzgado y esta semana dictó un auto de transformación de la causa en procedimiento abreviado, lo que implica que los cuatro investigados llegarán a juicio.

 

Una anciana acudía a votar esta mañana electoral en una mesa de San Tomé, en el municipio pontevedrés de Cambados, acompañada de una voluntaria de Cáritas. Al ser preguntada sobre qué día era, la anciana, desorientada, no sabe contestar y admite que tiene problemas de memoria.

Un interventor de En Marea (formación política que incluye a Podemos, Izquierda Unida y Anova) ha grabado toda la conversación en vídeo y, sin tener en cuenta la humillación pública que supone para la protagonista de la grabación, ha subido el vídeo a la red.

En Marea asegura que personas procedentes de un asilo y “de edad muy avanzada y en un estado desorientación evidente” han sido a llevadas a votar sin tener consciencia inmediata de la situación.

De hecho, el apoderado de la mesa afirma que una de las electoras admitió que “ni siquiera sabía qué día es hoy” y que tenía lagunas de memoria. En este sentido, ha expresado que a lo lardo de la jornada electoral han votado en dicha mesa de Cambados entre “diez y quince ancianos” que no parecían estar “en las mejores condiciones”.

Hispanista revivido.