El Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires acaba de publicar un nuevo libro: Los andaluces en el Buenos Aires hispánico (1536 – 1810) del profesor Guillermo Pilía.

El texto continúa la tradición inaugurada por el fundador del Archivo, el doctor Ricardo Levene, que consideraba fundamentales las publicaciones de monografías y trabajos de investigación para hacer de ese repositorio “una institución de cultura”.
El profesor Guillermo Eduardo Pilía, que fue director de Museos, Monumentos y Sitios Históricos de la provincia de Buenos Aires, hace más de veinte años que se desempeña en el Archivo Histórico “Dr. Ricardo Levene”, donde realizó numerosas investigaciones relacionadas a la lingüística histórica y a la historia cultural. Es además un conocido andalucista, director de la Cátedra Libre de Cultura Andaluza de la Universidad Nacional de La Plata, vicepresidente del Consejo Argentino para las Relaciones con Andalucía y secretario académico del Instituto Iberoamericano de Estudios Andalusíes con sede en Guadix, Granada, lugar en el que nació don Pedro de Mendoza. Tiene una dilatada carrera como escritor, con gran cantidad de publicaciones y numerosos premios nacionales e internacionales, la ciudadanía ilustre de su ciudad natal y una membrecía en la Academia Hispanoamericana de Buenas Letras de Madrid.
“El libro —reseñó el director del Archivo, Lic. Guillermo Ruiz—, fruto de un trabajo de varios años, refiere que en los primeros tiempos de la conquista, la gran mayoría de los españoles que llegaron al continente venían del sur de la península y, dentro de ellos, el grupo más importante era el de los andaluces. De ahí que los habitantes de la ciudad y la campaña de Buenos Aires presentasen semejanzas con el sur de España. Un viajero que en el siglo XVII visitó la ciudad concluyó que “no existe otro pueblo en América que, en sus usos y costumbres, tanto recuerde a los puertos de Andalucía: la indumentaria, el lenguaje y los vicios son idénticos”. El autor se aboca, entonces, a la búsqueda de documentación que nos permita justificar la influencia de los andaluces en la sociedad bonaerense durante el período hispano”.
En las páginas de este libro se encuentran numerosos personajes familiares al estudioso de la historia americana: Pedro de Mendoza, Pedro de Cevallos, el marqués de Loreto, Diego de Alvear, el marqués de Sobremonte, fray Luis de Bolaños, Francisco de Viedma. Pero la obra también intenta mostrar la presencia del pueblo llano y trazar una imagen de cómo era la vida cotidiana en la ciudad y la campaña bonaerense entre los siglos XVI a XIX. En este sentido, son importantes las páginas que reconstruyen la forma en la que vivían los andaluces acaudalados, como el contrabandista Juan de Vergara: su casa, sus vestimentas, sus comidas. También se recomienda especialmente la lectura de los capítulos dedicados a la presencia de los andaluces en la campaña bonaerense y su contribución a la fundación de nuestros actuales pueblos, tema vertebral de los congresos que realiza el Archivo Histórico de la Provincia cada dos años.
La obra del Prof. Guillermo Pilía se completa con una muestra-registro de los andaluces documentados entre 1536 y 1810 en la ciudad y la campaña de Buenos Aires y constituye un homenaje al país que alberga la comunidad andaluza más numerosa que existe fuera de España.

Deja un comentario