Ángel Capellán lamenta apatía de los votantes en los EE.UU.

Ángel Capellán Gonzalo, en el centro de la foto, en un Pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior

Al mismo tiempo que arremete contra un sistema electoral que lo permite y facilita.

  • La lista que presentó el consejero a la elecciones del Consejo de residentes españoles sólo alcanzó 3 votos.
  • Estos resultados comprometerían su cargo y sus trabajo por mas de 20 años como Consejero en Washington.

En una carta dirigida a la prensa de la emigración, Capellán afirma: “Como veis, los números cantan, y la Nueva Candidatura 2017 ha ganado las elecciones. Esto significa que sin duda tendrán la presidencia del CRE, liderarán el CRE que sale, y nosotros estaremos en minoría para cualquier iniciativa que se presente. Igualmente, como es de esperar, determinarán quién es el Consejero general que sale elegido, suponemos de su candidatura, y qué consejero general se elige en Washington, DC”.

Para el Consejero, estos son los segundos peores resultados de la historia de la institución y los atribuye principalmente a la existencia de un sistema electoral que no funciona “ni ha funcionado nunca” por falta de información a los electores. Para este este abnegado luchador por los derechos de la emigración, resulta irrelevante “un sistema electoral en el que tan solo un mínimo porcentaje de votantes llegue a enterarse de que hay elecciones”.

El caso de la colonia española en los Estados Unidos no es única, lo mismo ocurre en La Habana y por todas partes, pues a la falta de información, se añaden una elecciones que se por lo general se llevan a cabo, “a espaldas de los electores, sin que sus derechos sean mínimamente tenidos en cuenta”.

Asegura Capellán en su misiva:

Es algo que he declarado y demostrado ya casi durante las dos décadas de mi vida que he dedicado a los CRE y al Consejo General. Lo he declarado en multiplicidad de foros, en un buen manojo de artículos publicados, en propuestas presentadas al Consejo General, defendidas en la Comisión de Derechos Civiles, en acuerdos que he redactado con otros consejeros para los Plenos, en las dos Subcomisiones de Trabajo de las que he formado parte muy activa para reformar la normativa de los CRE.

No me he detenido solo en criticar el sistema, en exponer sus fallas, sino que repetidamente he propuesto, presentado y defendido, con otros consejeros generales, soluciones perfectamente lógicas, razonables, y que facilitarían un éxito mucho mayor de participación. Por ello, solo hay una conclusión: Es un sistema completamente fracturado, profundamente antidemocrático. Es exasperante que el Ministerio de Asuntos Exteriores lo siga manteniendo en vigor, consciente y deliberadamente. Este Ministerio es el últimamente responsable tanto de la Ley que rige los CRE (Real Decreto), como de la Norma que regula estos procesos electorales (Orden Ministerial). Ellos han podido modificarlo, pero no lo hacen.

Si este sistema sigue en pie, con consecuencias tan nefastas, en ningún momento ha sido por falta de ideas, de soluciones propuestas que indudablemente lo corregirían, presentadas tanto por éste como por otros muchos consejeros generales. Nunca fue ese el fallo. El fallo fue y sigue siendo el de una Administración Ministerial que sigue manteniendo esta normativa antidemocrática, desarticuladora de la participación ciudadana, con mano férrea, haciendo oídos sordos a los CRE y al Consejo General.

Ocasionalmente nos alegramos con algunos destellos de luz que observamos: Buenas palabras y promesas de los altos cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores, que parecen escuchar nuestras quejas y oír nuestras soluciones propuestas. Todo para llegar a un nuevo desengaño, al advertir que las promesas eran solo promesas, y que algunos vestigios de posible solución se aplicaban de modo desigual en los múltiples consulados españoles en el mundo, permitiéndose en algunos lo que se prohibía tajantemente en otros.

y concluye pesimista:

Puedo aportar una triste y desoladora confirmación de todo esto. El Ministerio ha sabido siempre qué es lo que podría funcionar perfectamente (con la “perfección” relativa de todo esfuerzo humano). Además, ha tenido prueba fehaciente de ello. Los consejeros generales hemos estado convencidos desde siempre de que, para que estas elecciones tuvieran éxito, debía hacerse un envío de oficio a todos los electores en cada demarcación consular, que incluyera el sobre de las papeletas para el voto con las instrucciones y certificado correspondientes para votar. Hay una histórica excepción que lo corrobora. Según me han informado fuentes fidedignas, el Consulado de Toulouse hizo exactamente esto en las elecciones del CRE de 1996. El resultado fue unos 4.000 votos de un total de 10.000 electores. ¡Qué más evidencia es necesaria! No excluyo que haya otros casos que refuercen éste.

Queridos amigos, estas notas definen un poco el punto a que hemos llegado, y al que he llegado yo, después de veinte años de dedicación que todos conocen, aunque solo en parte. Pocos saben realmente el alcance de mi trabajo y los esfuerzos que ha exigido.

Ángel Capellán Gonzalo
Presidente, CRE-NY. Consejero por los EEUU, Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), 1998-2016. Consejero del Consejo de Residentes Españoles de NY (CRE), 1997-2016. Presidente, 1997-2006, 2014-9/2016.

Hispanista revivido.