avesi

Foto:La madre de Antonio A. Acosta, a la cual él escribió su
bello poema: “Si perdura mi alma, perdura mi amor”

París, 12 de febrero de 2016.

Querida Ofelia:

Ayer recibí desde tierras americanas, una amable carta de nuestra amiga la poetisa Martha Salazar Quintero. Ella incluye una hermosa reseña sobre el poemario del gran poeta disidente cubano Antonio A. Acosta, que podrás leer aquí. Ya te envié el libro por la misma vía que suelo hacerlo.
Besos desde La Ciudad Luz,
Félix José.

New Jersey, 10 de febrero de 2016.

Apreciado amigo,

reciban los dos un especial saludo colmado de buenos deseos.

No creas que es fácil mantenerse distante de La Ventana de más Luz: Cartas a Ofelia (…) Supe de tus comentarios sobre el libro de nuestro amigo Antonio Acosta, así que te estoy participando lo que escribí, influenciada por tan diciente edición.

Abrazos.

Cordialmente,

Martha Salazar Quintero.

Antonio A. Acosta, en De la Soledad a tus Orillas

“Cada hombre es la cárcel de un águila: Se siente el golpe de sus alas, los quejidos que le arranca su cautividad, el dolor que en el seno y en el cráneo nos causan sus garras.” José Martí

Tanto en la vida como en las Letras, todo tiene su origen, y un por qué. Ya que siempre hay una razón de SER, de CREACIÓN, y de ver LUZ.

Para el caso, tenemos a, Antonio A. Acosta, Poeta iluminado; educador, escritor y periodista. Lo cual ha conducido su nombre a un nivel literario tanto en USA. Como a nivel internacional. Y como si fuese poco, el hombre de las tres A. A. A. Como siempre sé llamarle.

Hoy Antonio, nos sorprende con una Antología Poética (1985-2012) Como resultado a la suma del tiempo, en un paréntesis de años, vueltos horas de ensoñación, de nostalgias, desvelos y meditación profunda. Es precisamente ahí, en esos momentos del poeta, que suelo decir, ¡Ay…Si el lector supiera de los desvelos del escritor y del poeta! Sabría que la mente y alma de éstos, navegan entre mares de tormenta, entre una y otra orilla, en un -nado de rescate por las Letras… Ya que esto, es el resultado de escribir. “Soledad, y una entrega total.”

Ya que, el poeta, escribe un diálogo convertido en Soliloquios con el YO. El otro de sí mismo. Y, es precisamente ahí, donde ocurre el milagro de pertenencia. Ya que es cuando ve luz, “La Creación del escritor o del poeta.” Que, en particular, es el poeta, Antonio, quien en su poesía y en sus momentos de éxtasis, nostalgias y lejanías… En regresos vuelve a vivir lo que vivió ha… tiempo. Ya que comienza a recorrer caminos de Luz y de Sombras… Su mente y su alma, navegan hasta la otra orilla, para llegar a la patria que le vio nacer. Cuba, su Isla. Lo cual puede apreciar el lector, cuando lee el título de la obra: “De La Soledad A Tus Orillas” Título que abre la puerta, a un camino de poesía en confesiones de Soledad, Sueños y Nostalgias del poeta.

Como bien lo expresa en la Introducción de de la Obra, el Dr. Eduardo Lolo, cuando dice que: “Toda antología es, por su propia naturaleza, una obra inconclusa. Pero es también un Canto a dos voces, en que el antologador se empina para intentar alcanzar la estatura del antologado, aunque nunca lo logra.”

“Me olvidé de Olvidarte Patria Mía” Frase corta y diciente que reza al comienzo de la Obra, en una página en fondo blanco, donde al final de la misma, en un tono de gris tenue, se me antoja al verlo, que es la insinuación misma de lo que es la nostalgia que vive el Poeta. Quien desde ese mismo instante, está sugiriendo al lector, que le acompañe en el recorrido por su Obra, enriquecida de 56 poemas. Donde abundan divagaciones, que ahora son poesía, en un canto que enuncian las baladas… que emite un crío tierno cuando llama a su madre, al encontrarse lejos de ella, o se siente perdido. Así creo sentir al poeta, donde se vuelve un niño cantando su dolor y clamando por su patria.

De momento, el lector se encuentra cabalgando junto a un joven jinete, que no es otro que Antonio durante su juventud. Aparece en un hermoso caballo moro. Que ahora en sus añoranzas, cabalga en regresos… por caminos iluminados de nostalgia, por un camino que él ha sembrado ahora en abono de poemas… Con ello, descorre el velo de su alma al lector, en -su poesía, De La Soledad A Tus Orillas- Lo que, es un solo tañir del dolor y la nostalgia; donde en la penúltima estrofa dice: “Quisiera alcanzar el sol en otros lares /cabalgando en el potro cansado de mi alma,/ y contar las horas que aún me queden/de la soledad a tus orillas.” (p.16)

Se siente una poesía , versada en notas de tristeza, dolor y llanto, desde las Orillas del Norte, que es donde el poeta canta y dice al mundo: “Yo Soy De Pinar Del Rio y también soy de La Habana,/ pero añoro el veguerío de mi Campiña Cubana.” (p18 )

El lector se interna por caminos resplandecientes de sombras… La poesía diciente del poeta, el cual con su queja y llanto, establece un diálogo íntimo con el lector. Ya que el Bardo, desnuda su alma, en su sentir de patria, dialogando con la paloma que le visita en su balcón; para luego, seguir el recorrido a “Noventa Millas… Y Más” Hasta llegar a la mar. (Pp.19,20) Donde el lector como viajero, bebe a sorbos grandes en la poesía, donde el poeta en ”Como Un Rio La Vida…” Dice: “Como un río humano la vida corre y corre /y al llegar a la mar se hace el agua salobre./Como un río de prisa así pasa la vida/ y al abrir su cauce queda abierta una herida” (p. 21)

Palabras cansadas donde la tristeza recorre por la mente del poeta, y la Poesía Errante, la cual, no va de la mano del lector; sino, que, le acompaña, hasta sentir el cansancio del Bardo, cuando éste dice: “Poesía Errante, te prolongas en mí,/ o soy yo mismo/en dimensión etérea de mi estro, / tejiendo quimeras y soñando imposibles en las alas del tiempo” (p. 22)

Es imposible leer la poesía del poeta, sin desprenderse del sentimiento que produce su lírica. Sólo hacer una pausa en el alto del poema, SOMOS, compuesta de (7) estrofas que entre una y otra, rezan cada una en su comienzo así:

1-)Somos sembradores de Ideas en orillas ajenas,
2-)Somos la herencia que no admite pretextos,
3-)Somos la energía sempiterna,
4-)Somos la sangre caliente de Dos Ríos,
5-)Somos la dignidad que no se altera,
6-)Somos los viejos robles que nunca se doblegan,
7-)Somos al fin,/los sentimientos del futuro y la esperanza. (p.23)

El camino que respira añoranzas y dolor, comienza a florecer, con “Mis Gardenias Del Alma”, donde Antonio con emoción exclama: “Siento el regreso cabalgando sueños y destilando agravios…” (p.24) Así transcurre una pausa, donde el lector, no puedo ignorar de “Cuando Queda El Sueño” El poeta dice: Cuando queda el sueño / se abren de infinito / los caminos del tiempo;…(p25)

Donde al despertar, es imposible ignorar el camino hasta llegar a la poesía, “Y Quedó El Poeta”, donde rima el alma del poeta diciendo: “Él es un misionero de futuro/-más allá de la angustia y de la sangre-/ Rómpase en clarinada su ideal eterno/para cantar las glorias de la patria,/ y escríbase el himno del destierro/con espadas de luz en cada verso. (p 26)

Con un andar pausado en la lectura, voy con el peso del alma y mente del poeta; que como viajera, ¡siento! Siento que debo cortar brecha, a partir de, “La Patria Si Tiene Alma”, en la expresión: “Por sendas que fueron limpias/ anda la traición vestida.” (p27) Sin ignorar el lema del Maestro, como poeta y escritor que es, continúo sorteando caminos, donde no puedo pasar por alto el, Epílogo Del Hombre. Donde de cada una de las (5) cinco estrofas, siento que debo citar algo:

1)-Me gusta el aire /porque viaja descalzo con los brazos abiertos/ sin horario ni rumbo.
2)-Porque es de todos;/ del ministro y del paria;
3)-Me gusta el sol/con su calor y luz
4)-Me gusta el Mar;/ su rítmica violencia
5)-Me gusta la tierra,/hogar de la raíz y de la savia, cuna y sepulcro de todo lo creado.

Epílogo del hombre,/razón de lo eterno y de la nada.(p 29)

Sin ignorar, contemplo páginas, y paso de largo, sin hablar, como por ejemplo: Tiempos de Siembra, Hombre de un solo color, Esta Isla Es Mucho Más…, La Razón Del Grito, Carnaval Multicolor, Borom Bom Bo, La Rumba De Estefanía, Yo Soy Negro Y ¡Se Acabó! Y mirando al horizonte, comprendo lo que es_ Dimensión del Alba. Ya que según el poeta dice: Allí me Encontrarás, con la Nostalgia Del Aire, Ayer y Hoy, Misión Del Agua. diciéndome: “…Santidad del agua en la frente del niño,/-ritual de un misticismo milenario.” (p 45) El poeta en su camino, sorprende al lector, con una frase, que se torna en poesía: “Sé Que Volveré” Prosigo con, Espacio y Cúspide, Senderos Del Alba, Polvo y Distancia, Sueño En Primavera. Para luego y como si fuese una apuesta de naipes, el poeta en “El Juego De La Vida” Dice: “Este afán de vivir,/ sin razón, ni por qué./ Sólo estar vivo,/ sin meta ni destino./Galopar incesante/ en un corcel sin bridas,/y, desde luego,/ser un comediante,/ en este macabro,/juego de la vida.” (p 52.)

Luego de una pausa obligada, de escalofrío y de muerte, en: Canción De La Muerte, pregunto: ¿Acaso el Bardo está cansado de vivir? Dada su expresión, donde dice:“…Todo ahora está en paz;/todo está inerte,/ y como una apagada melodía, / el viento susurra, una canción de muerte” (p 53) Devorando letras, me encuentro con el Poema Del Ocaso, siguiendo el orden de lo escrito, leo: Horizonte De Sombras, poema del cual cito los últimos (5) cinco estros: “Sólo quedaron testigos del silencio /en el desamparo de los sueños./ Se hizo horizonte la sombra de los muertos,/ y rompieron de gris/ las soledades.” (p57) Esquivando, páginas, sin ignorarlas, llego hasta Marinero Sin Barca. Donde el poeta exclama: “Marinero sin barca,/ peregrino del tiempo./Viajero que cargas/ los lingotes del fuego/en la furia del viento./Marinero de ausencias,/embalsama tus penas/en la cárcel sin rejas/ de tu balcón de sueños… (p 60)

Como un marinero y lector, llego a una Fuente-Luz, (poema) donde al leer, creo escuchar una voz que pregunta:

¿Cuántas tristezas mide la nostalgia/ de la inquietud al grito,/ de la mariposa a la gardenia?/ ¿Cuántas lunas contiene la esperanza/y cuál es la edad del horizonte?/ ¿Cuántos metros de hombre/han sangrado los muertos,/ Y cuántos cadáveres siguen insepultos/en el aroma del silencio?/ ¿Cuántos versos le quedan al poeta/ en la fuente-luz de su conciencia? (p 61)

Continúo por un camino que se me antoja empedrado de penas, por la Tiranía Del Silencio, Misión Del Hombre Necesario, He Crecido, Ya Sólo Quedan Sombras, Interrogaciones, y en el poema, “TODO”, siento lo que el poeta exclama en sus estros, donde se puede ver y medir la intensidad de su sentir, cuando dice: “Todo se fue quedando /tan distante./ Distante de mi entorno /y de mi alcance…/ …Queda sólo el recuerdo /de lo ausente,/ de otros tiempos / que quisieron ser felices./ Son simples quimeras/del pasado…” (p 67)

El silencio es intenso en el recorrido de cada verso. Ya que una y otra vez, la mente se sumerge en un meditar profundo: Ecos De Primavera, y Nosotros. Poesía que obligadamente, inunda el alma de penumbras, acercándose a la madre del Poeta, en su verso: Si Perdura Mi Alma, Perdura Mi Amor. Donde el Vate, se vuelve casi un niño, en cantos a su madre muerta y a Cuba su Isla Muerta. Y, en más que un canto, se despliega en odas de dolor en una lírica con repique de campanas cuando el poeta exclama: “Macabros latidos/ de lejanas campanas,/ que tocan a muerte, en un tiempo sin luz/ y sin mañanas.” Concluyendo el poema en sus últimos tres estros diciendo: “… ¡Qué pena me da,/ de ésta, mi humilde misión,/ de ser poeta!” (p 87)

Como conclusión, sólo resta decir, que todo ha sido sentido a través de toda la obra. Ya que nada falta ni sobra en la expresión y rima del poeta. Su lírica, es propia del dolor, la nostalgia y la tristeza. “Son la música elevada del Vate, en toda una Sinfonía de Silencios del alma” Por lo que siempre he dicho, que: “La poesía, es el lienzo, donde el poeta con sus versos, da pinceladas mágicas. Avivadas con el calor y color del sentimiento, de su mente y alma”

Antonio en su poesía, cabalga rimando en el potro de su alma, a través de su existencia… Por un camino que ha ido sembrando de poemas, entre Luz de sombras, en la historia de sus versos… Igual que en su juventud, cabalgara por las plantaciones de palmas, en la finca El Naranjo, en su hermoso caballo moro.

“Hoy y mañana, su poesía brilla y resplandecerá entre las sombras, y en playas de arena acunadas de Nostalgias y de Recuerdos…” ¡Vistiendo su Herencia de Patria y Creando Raíces salobres de Ilusiones amargas…, entre La Marejada Humana, de Algas marinas, Algas Luminarias…, halando su Patria!

Felicitaciones ¡Maestro! Por tu obra.

Martha Salazar Quintero. Círculo de Cultura Panamericano. CCP
Capítulo de New Jersey
Noviembre, 2015.

Muchas gracias Martha por tus hermosas palabras.

Un abrazo con gran simpatía desde estas lejanas tierras allende los mares,

Félix José Hernández.

Deja un comentario