La próxima zafra ya se anuncia mal

 

Camagüey.- La agricultura cañera en la provincia de Camagüey terminó el primer semestre con nueve mil 054 hectáreas plantadas, el 62 por ciento de la superficie que se propuso sembrar en esa etapa.

Con uno de los mayores planes de siembra de Cuba para la  campaña de primavera, al igual que la provincia de Villa Clara, Camagüey avanzó bastante en junio, cuando logró dos mil 860 hectáreas, pero las frecuentes lluvias impidieron rendimientos superiores.

De las ocho unidades empresariales dedicadas al cultivo de la caña, solo Siboney y Carlos Manuel de Céspedes consiguieron rebasar sus respectivas metas, de acuerdo con la empresa azucarera local.

Pero las entidades Panamá, Argentina, Batalla de Las Guásimas e Ignacio Agramonte, este último con un elevado déficit de materia prima que impide a su central intervenir en la molida desde hace varias zafras, acusan un atraso considerable.

Eddy Chávez García, director agrícola de Batalla de Las Guásimas, dijo a la AIN que el alargamiento de la pasada cosecha muchos días después de lo previsto, dificultó el desarrollo de la labor porque no se le podían dedicar todos los recursos humanos que demandaban en mayo y junio.

Además, señaló problemas con la preparación del terreno por la alta humedad en los campos, sin embargo las condiciones son favorables para arreciar la siembra por la existencia de suficientes terrenos surcados y humedad para la germinación.

En el año la provincia se fijó el propósito de plantar más de 25 mil hectáreas, cuyo cumplimiento exigirá de elevado y organizado esfuerzo en el acondicionamiento de la tierra con la maquinaria y en la faena de regar las semillas en los surcos.

Deja un comentario