Aprobado el informe de Raúl por unanimidad

El pleno del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba aprobó este lunes unánimemente el informe central presentado el pasado sábado por Raúl Castro.

Nicolás A.

Vaya sorpresa. “Pa’berse matao’, como dicen por aquí los castizos madrileños. ¿Eso es una noticia o es un chiste? Más bien es una burla para los esperanzados que aún quedan en esa isla sin presente ni futuro. Y de que los hay los hay. No serán mayoría pero son y están, ahora un poco alebrestados luego de la visita de Obama.

La esperanza es lo último que se pierde, siempre se ha dicho, y cuando se pierde queda la fe como último refugio esperanzador. Pero ¿esperaban otra cosa de esas focas amaestradas que son los delegados al Congreso? Ni un solo voto en contra, aunque fuera arreglado como para dar un barniz de veracidad y cubrir las apariencias.

Voto unánime.

Como si Raúl fuera un tipo bonito, inteligente o simpático, y no el ñame sin corbata que ocupó la tribuna. Aquello fue al descaro, igual que siempre. Es que ni por equivocación hay un voto en contra. Ya se sabe que a la hora de votar siempre hay alguien que se confunde y vota al revés. Incluso a mano alzada, hay despistados que se equivocan. Pues allá nada de eso. Ninguna abstención siquiera. Qué pleno tan domesticado y previsible. Qué unanimidad tan a la soviética. Qué asco. Qué ganas de cagarse uno en el sangrón de Raúl.

Hispanista revivido.