El Consejo de Ministros dio luz verde a la modificación de un acuerdo militar de 1988 con Estados Unidos para elevar de 850 a dos mil 200 el número de marines desplegado en esa base, además de 500 civiles y 26 aeronaves.

La Izquierda Unida (IU) alertó que un acuerdo recién aprobado para permitir la presencia militar estadounidense permanente en España amenaza la paz y pone a la región de Andalucía en el centro del espionaje norteamericano.

El coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo, afirmó que con ese acuerdo la base de Morón de la Frontera, en esa región, se convertirá en una instalación de intervención militar en África.

En opinión de Maillo la nueva condición de Morón, junto a la presencia en el puerto andaluz de Rota de destructores estadounidenses pertenecientes al llamado escudo antimisil, ponen a Andalucía en la diana por su participación en la doctrina de intervención en África.

Asimismo rechazó el argumento que la presencia militar extranjera favorece el empleo para la zona y advirtió que con ese enfoque se pretende ocultar el significado de una base para la muerte y la guerra.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, firmará durante una visita el domingo y lunes próximos a Madrid el protocolo que convertirá a Morón en la mayor base de la fuerza de Estados Unidos para África (Usafricom), con sede en la ciudad alemana de Stuttgart.

El movimiento antibelicista español aglutinado en la Plataforma Global contra las Guerras se opone a la presencia militar extranjera y denuncia el creciente involucramiento de España en planes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hacia el este europeo y África.

Además de Morón y Rota, la base de Torrejón, en Madrid, fue designada como centros de operaciones aéreas combinadas de la OTAN en Europa y el cuartel de Bétera (Valencia) está asociado a una unidad de unos cinco mil combatientes al servicio de esa alianza.

Artículos esponsorizados

Deja un comentario