Martín CastroPor: Martín Castro mcastro@infobae.com | Enviado especial

En Mendoza, y sin sus principales figuras, se impuso por 25-18, 25-19 y 25-18 para conseguir la primera victoria en este certamen. Este sábado, ambos equipos volverán a enfrentarse

Crédito: FIVB

El equipo que dirige Julio Velasco tuvo un debut prometedor, ya que sin sus principales figuras y con algunas caras nuevas no tuvo problemas para superar al equipo de la isla y conseguir su primera victoria en el certamen.

En Mendoza, Argentina venció por 25 – 18, 25 – 19 y 25 – 18 a Cuba en su presentación en el Grupo C del Nivel 2 de la Liga Mundial. Este sábado ambos equipos volverán a enfrentarse en el estadio Gustavo “Torito” Rodríguez del departamento de General San Martín desde las 21.10.

La Selección Nacional impuso su ritmo desde el comienzo y, apoyada en su buena defensa, con una gran labor del líbero Sebastián Closter, forzó errores en su adversario que le permitieron siempre estar en ventaja en el marcador en los tres parciales. Así edificó su primera victoria en la competencia, mientras que para el elenco cubano es la tercera caída seguida, luego de sus dos derrotas ante Canadá en el debut.

El equipo de Velasco tuvo una actuación pareja, con Demián González distribuyendo juego para que todos los jugadores de campo se anotaran en el marcador. Nicolás Bruna, Pablo Crer y Federico Martina, fueron los principales goleadores.

La defensa, el reparto en sus alternativas de ataques y los errores de Cuba, le dieron a Argentina un triunfo claro sin sobresaltos, dejando buenas sensaciones en un equipo joven. En un estadio prácticamente lleno, con casi cuatro mil hinchas, el elenco nacional logró su primera victoria en Mendoza, donde ya disputó otras dos series: 2013 y 2014.

Tras el encuentro, el capitán argentino, el armador Demián González, destacó que hicieron un buen partido en general aunque remarcó que les faltó poder generar más puntos en el contraataque.

El entrenador Julio Velasco, por su parte, sostuvo que Argentina tuvo un buen desempeño pero hizo hincapié en que Cuba llegó a Mendoza luego de jugar en Canadá y con algunos inconvenientes (perdió vuelos en los Estados Unidos y no llegaron las valijas con la ropa de juego).

“Logramos hacer un partido de gran nivel. Sacamos muy bien, eso generó problemas en la recepción, atacamos bien y tal vez nos faltó algo de contragolpe”, dijo el DT argentino. “Rompimos la racha y ganamos en Mendoza, nos van a invitar de nuevo”, ironizó sobre la victorias tras dos derrotas en este escenario.

Por último, remarcó que el partido del sábado será más difícil porque Cuba ya conoce el juego de Argentina y porque cuando se gana con facilidad se tiende a imaginar que el encuentro siguiente va a ser igual. “El problema es mental, no tenemos que proyectar nada”, concluyó.

El combinado argentino llegó a esta cita sin sus principales figuras, ya que por diversas razones no están en el plantel Facundo Conte, Nicolás Uriarte, Luciano de Cecco, Rodrigo Quiroga, Sebastián Solé y Javier Filardi. En tanto que Rodrigo Villalba, Maximiliano Chirivino, Federico Franetovich y Luciano Zornetta debutan en esta competencia.

La Liga Mundial de 2015 cuenta con 32 equipos, la mayor cantidad desde su primera edición en 1990, divididos en tres niveles y cinco grupos. Los ganadores de las tres zonas del Nivel 2, que integra Argentina, jugarán junto con Bulgaria un final four y el vencedor de este minitorneo se unirá a las cinco selecciones (del Nivel 1) que pelearán por el título en Río de Janeiro.

Síntesis del partido:

Argentina: Nicolás Bruna, CristianPoglajen, Demián González (C), Federico Martina, Pablo Crer y Martín Ramos; Sebastián Closter (L). Ingresaron: Maximiliano Chirivino y José Luis González. DT: Julio Velasco.

Cuba: Ricardo Calvo Manzano, Javier Jimenez Scull, Rolando Cepeda Abreu, Livan Osoria Rodríguez, Osmany Uriarte Mestre y Dariel Albo Miranda; Yonder García Álvarez. Ingresaron: Mario River Sánchez. DT: Rodolfo Luis Sánchez.

Deja un comentario