¡Hostias! ¡A ver si os ponéis de acuerdo que ya estaba cerrando la maleta!

 

Preguntado por la televisión holandesa NPO2 sobre si se alegra de que, últimamente, los países occidentales hayan suavizado su posición respecto a su salida del Gobierno, el presidente sirio, Bashar al Assad, respondió sarcásticamente: “Estaba haciendo la maleta, tenía que irme, pero ahora puedo quedarme”.

Asimismo, el presidente sirio señaló que solo los ciudadanos sirios pueden decidir sobre su permanencia en el poder.

“Si usted, como ciudadano de los Países Bajos, está listo para aceptar el hecho de que alguien en Siria decida quién será su primer ministro, lo aceptaremos, pero ustedes no lo harán. Siria es un estado soberano. Si el presidente es malo o bueno eso lo deciden los sirios, no los europeos”, explicó Al Assad en una entrevista a NPO2.

En este sentido, el mandatario sirio subrayó que si el pueblo sirio quiere que él deje su puesto, estará listo para hacerlo.

Deja un comentario