Audiencia en el Congreso de Estados Unidos sobre propiedades confiscadas en Cuba

Representantes del grupo de empresas e individuos que mantiene reclamos por propiedades expropiadas en Cuba en la década de 1960, pidieron este jueves al Congreso estadounidense que mantenga el embargo a la isla hasta que se garantice el cobro de compensaciones.

Durante una audiencia en la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, los reclamantes pidieron que el Congreso mantenga vigente la normativa sobre el embargo, a pesar de la declarada intención de los dos países de retomar sus relaciones bilaterales.

“Si el Congreso elimina el embargo sin un acuerdo satisfactorio, entonces Estados Unidos debería contribuiral pago de las compensaciones, dijo uno de los querellantes, Javier García, un neurocirujano que reclama indemnización por la pérdida en 1960 de una empresa familiar que operaba un puerto en Cuba.

“El Departamento de Estado ha estado ocupando un apartamento desde 1977 en un edificio de mi propiedad (en La Habana) sin mi permiso, y sin pagarme”, se quejó García ante los legisladores de la Comisión.

En tanto, Amy Rosoff, cuya familia reclama compensaciones por inmuebles expropiados en la década de 1960, expresó la esperanza de que Cuba y Estados Unidos restablezcan sus relaciones diplomáticas “sólo después que sea alcanzado un acuerdo justo para las querellas”.

En la actualidad existen 5.911 reclamos abiertos en Estados Unidos, por parte de empresas y ciudadanos tanto cubanos como estadounidenses, por propiedades expropiadas en Cuba, concesiones y bienes perdidos que, de acuerdo a cálculos, suman en la actualidad entre $7.000 y $8.000 millones.

De ese volumen total de compensaciones, aproximadamente el 90% corresponde a empresas cuyas instalaciones y operaciones fueron nacionalizadas luego de 1959, como la Cuban Electric Company, ITT, North Sugar Company, Standard Oil y Texaco, entre otras.

Estos reclamos fueron compilados y son acompañados por la Comisión de Acuerdos sobre Reclamos en el Extranjero, fundada después de la Segunda Guerra Mundial y que depende del Departamento estadounidense de Justicia. Los casos sobre Cuba fueron recibidos y aceptados por la Comisión entre 1965 y 1972.

Después de medio siglo de ruptura, los Gobiernos de Cuba y Estados Unidos anunciaron en diciembre pasado el inicio de un proceso para restablecer sus relaciones diplomáticas, que aún está en marcha.

El embargo estadounidense a Cuba se encuentra codificado en leyes y por lo tanto sólo puede ser desmontado por el Congreso, dominado por el opositor partido Republicano, una parte del cual critica el acercamiento entre Washington y La Habana.

 

Hispanista revivido.