La Habana esconde a sus vagabundos (+vídeo)

Las autoridades habaneras están sacando por la fuerza a los vagabundos de las calles

 

  • Tres veces al día llega al centro de Protección social de la Habana un ómnibus cargado de personas vulnerables

 

Por primera vez la televisión cubana aborda un tema de sobra conocido por todos en La Habana, el de los vagabundos.

Lejos de presentarlos en situaciones reales, para confrontar a los televidentes con la verdad, el reportaje trata el asunto como un caso cerrado, es decir, se presenta a la población como ya resuelto por las autoridades habaneras. En efecto, preocupado por el aumento de la inseguridad y las constantes quejas de los turistas que se ven constantemente asediados, el gobierno ha creado un centro de rehabilitación para recluir a estas personas y sacarlos de la circulación.

Naturalmente, no faltan los agradecimientos a la Revolución salvadora. Una de las “protegidas” del centro, Olga Triana, asegura que les dan buena comida, aseo, ropa y zapatos”. El director del centro Yoandri Alonso, destaca el lado humano de su trabajo, pero se cuida mucho de hablar de las verdaderas razones que llevan a las personas a las calles ni las razones por las cuales los traen en custodia. “Hemos conseguido que vuelvan a sus casas, con sus familias 379 casos”, afirma triunfal.

“En ocasiones vemos en nuestras calles a personas con una conducta ‘deambulante’”, dice este presentador del Noticiero estelar de la televisión cubana, que parece un muerto vivo escapado de su ataúd. El adjetivo ha sido cuidadosamente seleccionado por el Departamento de Orientación Revolucionaria y como tantos otros de siniestra memoria, como Periodo especial, cuentapropista, etc.,  intenta sustituir conceptos ya existentes por otros políticamente correctos, o que corresponden mejor a una realidad impuesta por la ideología gubernamental.

“Sucede en cualquier país del mundo”, asegura la periodista, pero la solución que hemos encontrado es Cuba es la mejor. Una de las trabajadoras sociales entrevistadas, aclara en qué consiste esa solución milagrosa, la mujers asegura que estas personas son sacadas delas calles por la fuerza “hay que salir a buscarlas”, dice sin cortarse un pelo.

Tres veces al día llega un ómnibus cargado de vagabundos al centro de Protección social dela Habana.

El centro fue creado en febrero de 2015, que se dice rápido. No se comprende cómo ni por qué, las autoridades han tardado tanto tiempo en ocuparse de este problema que ha sido denunciado repetidas veces por las organizaciones opositoras de derechos humanos y otros grupos no gubernamentales dentro de Cuba.

Que no se trata de una acción humanitaria, sino de una pura acción represiva encaminada a proteger los turistas y a dar una buena imagen del socialismo, se confirma por las declaraciones de otra trabajadora social. “Todos  los que traen no califican como “deambulantes”, declara, se les trae porque estaban bebiendo y circulaban borrachos en ese momento…”. A pesar de que los “protegidos” llegan contra su voluntad, al final se conforman con su suerte. Uno de ellos llega hasta a decir “que vive como un rey”, mientras que otro considera que el Centro es su casa y que de ahí no lo sacan “ni amarrado”.

 

Hispanista revivido.