Bel canto para los españoles de Cuba

La Sociedad de Beneficencia de Naturales de Cataluña (SBNC), decana de las entidades españolas en Cuba, ofreció un recital de música española y cubana el pasado 22 de octubre en su sede social con ocasión del 60 aniversario de la fundación de la Federación de Sociedades Españolas de Cuba (FSEC) y del Día de la Hispanidad.

  • Al evento asistieron un centenar de asociados y estuvo presidido por la titular de la Beneficencia Catalana, Dolores Rosich Leal.
elina-alberto
La soprano Elina Calvo y el tenor Alberto Llovet en un momento del recital.

La Sociedad de Beneficencia de Naturales de Cataluña en La Habana (SBNC) es la más antigua de las asociaciones creadas por los emigrantes catalanes. La Beneficencia Catalana, como se la conoce popularmente en Cuba, fue constituida oficialmente en 1841, por iniciativa de un grupo de catalanes establecidos en la isla, con el objeto de ofrecer auxilio a los emigrantes de origen catalán sin recursos económicos. Desde entonces, y de manera ininterrumpida, ha llevado a cabo este trabajo asistencial, a lo que añadió, a partir de 1998, el mantenimiento y promoción de la cultura catalana en La Habana.

Consciente de la importancia del patrimonio documental generado a lo largo de estos 175 años de historia, en octubre de 1992 la SBNC constituyó institucionalmente el Archivo Pompeu Fabra e inició la organización de su fondo documental. El archivo, dirigido actualmente por Idania Rodríguez, conserva 41 metros lineales de documentación, generada mayoritariamente durante la primera mitad del siglo XX por la actividad de la propia entidad y de otras asociaciones de emigrantes catalanes en Cuba ya desaparecidas.

La primera parte de la gala, dedicada a la música española, contó con la actuación del tenor Alberto Llovet (tenor) que interpretó ‘Cuerdas de mi guitarra’ (Lara) y ‘Violetas imperiales’ (López); la soprano Surema Rodríguez, que cantó ‘Pensar en él’ (Arrieta) y ‘Marinela’ de la zarzuela ‘La canción del olvido’ (Serrano); del declamador Luis Eduardo Cura, que recitó el poema ‘La profecía’ (Rafael de León); la cantante Elena Garay, con dos temas, ‘La Macarena’ y ‘Y sin embargo te quiero’, el tenor Julio Herrara, con ‘No puede ser’ de la zarzuela ‘La tabernera del Puerto’ (Sorozábal); y la soprano Elina Calvo, que interpretó la romanza de las zarzuelas ‘La del manojo de rosas’ (Sorozábal) y ‘El niño judío’ (Luna).

En la segunda parte, dedicada a la música cubana, intervinieron la soprano Surema Rodríguez, con ‘Al fin’ (Lecuona) y ‘Mírame así’ (Sánchez de Fuentes); el tenor Julio Herrara, con ‘Corazón’ (Sánchez de Fuentes) y ‘Soledad’ (Prats); la cantante Elena Garay, con ‘Siboney’ (Lecuona) y ‘Al fin amor’ (Guzmán); el declamador Luis Eduardo Cura, que recitó ‘El duelo’ (Mourotti); el tenor Alberto Llovet, que interpretó ‘Un bolero en la noche’ (Anckerman) y ‘Mi corazón se fue’ (Lecuona); y la soprano Elina Calvo, con ‘No sabes mentir’ (Prats) y ‘Matanzas’ de la zarzuela cubana ‘La hija del sol’ (Roig). La gala finalizó con la interpretación por todo el elenco artístico de la emblemática canción ‘Quiéreme mucho’, obra cumbre del maestro Gonzalo Roig.

Como acompañante al piano estuvo la profesora Carmelina Muñoz.

Hispanista revivido.