Burlando el corralito

Un piloto de la Fuerza Aérea griega supuestamente desvió su cazabombardero F-16 para ir a sacar dinero de un cajero automático en Turquía.

El Gobierno griego impuso restricciones para retiros de efectivo, con un máximo de 60 euros diarios de los cajeros automáticos del país durante las últimas tres semanas, pero hay quienes querían más, informa el portal BGN News.

Según la información disponible, Homere Sipostopoulos, la semana pasada estaba sobrevolando la isla griega de Samos cuando, de repente, cambió de rumbo para dirigirse a un aeródromo abandonado en la localidad de Söke, en el oeste de la provincia turca de Aydin.

Una vez allí, “escondió” el avión en uno de los hangares y se dirigió hasta una ciudad cercana, donde extrajo 2.000 liras turcas (unos 740 dólares) en tres operaciones. A continuación procedió a cambiarlos a euros, volvió al cazabombardero y retornó a su país.

Tras conocer el incidente, el Gobierno turco presentó una protesta formal a su vecino griego. Además, según la información disponible, a Homero le podría salir cara su travesía, debido a que el coste de vuelo por hora de un F-16 supera los 22.000 dólares, unas 30 veces el monto que retiró de los cajeros automáticos turcos.

Hispanista revivido.