La diputada socialista Esther Peña Camarero había presentado una pregunta escrita el pasado 7 de febrero al gobierno para que se la informase sobre el número de nacionalidades españolas concedidas desde el año 2000.

El gobierno tuvo como está previsto en el reglamento un mes para responderla, y sin embargo no lo hizo. El pasado 15 de marzo se vencía el plazo, así pues la pregunta se ha quedado sin respuesta.

Hemos escrito a la señora diputada para que nos cuente lo que cuenta hacer al respecto. Ya la vimos la semana pasada enfrentarse valientemente al Ministro de justicia, cuya gestión en lo que concierne los retrasos a los trámites de nacionalidad, la diputada no dudo en calificarla de calamitosa.

La verdad es que nadie sabe la cantidad de personas que han obtenido la nacionalidad española. Ese dato, que no puede calificarse de estratégico, se ha ido convirtiendo, a medida que crecen las cifran de los españoles en el exterior, en un secreto de Estado.

Los partidos de izquierda, siempre se han preocupado por esa ‘supuesta’ cantera electoral, que podría tener una influencia política de primer plano en la Península de llegarse a canalizar correctamente.

En Iberoamérica muchos sueñan con organizar e esos españoles, si algún día prospera la idea tratada en el VI Plano de la Ciudadanía española en el exterior, de una circunscripción con representantes en el Congreso, tal y como existe en otros países de Europa.

Su señoría no obtuvo respuesta, pero la pregunta es: ¿Se quedará callada?

1 COMENTARIO

Deja un comentario