110 canarios residentes en la mayor de las Antillas en la más absoluta miseria, recibieron 35.000 euros de la junta entre los meses de mayo y abril.

Se trata de subvenciones directas otorgadas por la Viceconsejería de Acción Exterior por razones de carácter humanitario, dada la situación de precariedad socioeconómica en la que se encuentran los solicitantes.

Estas ayudas se concedieron por razones de carácter humanitario, dada la situación de precariedad socioeconómica en la que se encuentran los solicitantes. En las tres resoluciones relativas a las ayudas a residentes en Cuba se establece que los solicitantes, en la mayoría de los casos, son personas de avanzada edad que viven solas, presentan serios problemas de movilidad y precisan de atenciones especiales. Su situación es de necesidad extrema ya que sus pensiones no cubren las necesidades básicas y residen en viviendas con serios problemas de salubridad.

Además, se indica que uno de los solicitantes tiene a su cargo dos hijos con discapacidad intelectual severa, retraso cognitivo profundo. Requieren de personal facultado ya que están físicamente limitados.

“Concurren, por tanto, probadas razones humanitarias que acreditan tanto la urgente necesidad como el interés social y humanitario de las subvenciones que se conceden. Asimismo, por razones obvias de urgencia no es posible promover la concurrencia”, se indica en las resoluciones de concesión de estas ayudas dirigidas a canarios en Cuba.

Las ayudas otorgadas a los residentes en Cuba oscilan entre los 200 y los 350 euros. La cuantía de todas ellas está calculada teniendo en cuenta la situación personal y necesidades de cada solicitante.

Deja un comentario