El capitalismo no mata/ Carlos Navarro

Hace unos días, vi al Conseller valenciano de Economía decir, tras su viaje a Singapur, que el capitalismo mata. Tal cual, sin ningún tipo de argumento. Simplemente mata. Teniendo en cuenta que Singapur es el 2º país con más índice de libertad económica del mundo, me tomé la molestia de buscar la gráfica del IDH más reciente, para comprobar si es verdad eso de que “el capitalismo mata”, y esto es con lo que me topé:


Casualmente, por algún tipo de “manipulación neoliberal”, parece ser que las cinco economías más libres del mundo; Hong Kong, Singapur, Australia, Nueva Zelanda y Suiza (por orden), son las que mayores datos de IDH presentan, así como un PIB per cápita más elevado, cercano a los $50,000-60,000.

Resulta impactante encontrar este tipo de datos tras las declaraciones -que se suponen formadas y contrastadas- del máximo responsable de la Economía de la Comunidad Valenciana. No obstante, no me extraña ver este tipo de declaraciones de un miembro convencido del BLOC, que destaca por su pensamiento profundamente anticapitalista.

La afirmación del señor Climent es errónea desde el origen, partiendo de la base de que nunca ha existido un sistema capitalista 100% puro que garantizase la completa libertad económica. Singapur ha apostado por medidas que favoreciesen la expansión del libre mercado y ha acertado, claramente. Supera en 47 puestos a España en Índice de Libertad Económica, y en 19 en IDH. Teniendo en cuenta que, desde 1990, Singapur ha escalado 21 puestos y España se ha quedado estancada en el mismo, aplicando una libertad de mercado muy moderada, esto da que pensar.

La izquierda siempre ha justificado este tipo de afirmaciones poniendo la mirada sobre países como Bangladesh, al que califican de “capitalista y explotador”. Solo para dejarlo claro: Bangladesh ocupa el puesto 131º en libertad económica y su partido de gobierno es socialista. Como siempre, el socialismo destrozando los países en los que aterriza y sometiéndolos a un yugo que los ahoga y corrompe.

El hecho de que X multinacional tenga fábricas en Bangladesh (o países similares) y las condiciones de seguridad, higiene y salubridad sean bajísimas, no corresponde al capitalismo o al libre mercado, sino a la miseria generada por la sobrerregulación, el intervencionismo y, por qué negarlo, el socialismo. Recordemos que el capitalismo defiende la libertad económica e individual en su máximo grado, que está en contra de cualquier tipo de monopolio, y que defiende los derechos del individuo por encima de cualquier otra cosa.

¿Considera la izquierda que Bangladesh es este tipo de país? ¿Que lo es Camboya? ¿La India? ¿Que lo es siquiera Estados Unidos? No, señores: no hay NINGÚN país plenamente capitalista. Siempre hay una regulación, mayor o menor, por parte del Estado, en alguna materia, que impide que el capitalismo se materialice en su forma más pura en ningún país.
Eso sí: lo que resulta innegable es que, cuanto mayor es la libertad económica de un país, mejores condiciones de vida y mayor progreso social presenta. Adjunto una serie de gráficas que corroboran esta afirmación:


La libertad económica permite la libre competencia entre empresas, que favorece la competitividad y la eficiencia. Es esta competencia la que da pie a un verdadero aumento de los salarios que se corresponde con la productividad, la eficacia y la calidad del trabajo, y no la regulación estatal sobre los sueldos con medidas como el Salario Mínimo Interprofesional, que supone un obstáculo más para la contratación por parte de las empresas. Cabe destacar que países como Hong Kong, Suiza, Singapur, e incluso Noruega, que parece haberse convertido en el país de referencia para la izquierda española actual, no tienen SMI, y no les va nada mal.


El progreso social también está estrechamente ligado a la libertad económica de cada país. El Índice de Progreso Social valora tanto las necesidades humanas básicas como los fundamentos del bienestar y las oportunidades. Vuelven a ser los países con mayor puntuación en el ILE los que presentan un mayor grado de IPS.


Como podemos observar en estas tres gráficas, los períodos en los que el ILE mundial ha sido mayor son los que mejores cifras han arrojado tanto en PIB global como en porcentaje de población mundial en la pobreza. A mayor libertad económica, nuevamente, mayor expansión económica, y menor pobreza.

Creo que con datos sobran las palabras. El capitalismo no es el sistema asesino. Es el socialismo, en cualquiera de sus variantes, el que ha sido un modelo ruinoso, devastador, criminal y opresor. Jamás un país que goce de una libertad económica casi plena (lo cual conlleva, a su vez, una libertad individual y una defensa de los derechos naturales del hombre) presentará signos de sufrir un régimen de este tipo. Pues el socialismo se alimenta de la esclavitud del hombre, de su sufrimiento y de su miseria y, así, jamás permitirá que este sea libre, o pueda descubrir que puede llegar a serlo siguiendo los pasos de países mucho más desarrollados como los nombrados al principio de este post.

Espero que esto sirva a muchos izquierdistas para darse cuenta de qué es lo realmente grave en este asunto. Que dejen a un lado la demagogia y las frases hechas y echen un vistazo a los datos, a las gráficas, a la evidencia, que demuestra claramente que la libertad es el valor más preciado y que más prosperidad nos brinda. Que abran los ojos y admitan abiertamente que su modelo ha fracasado, que jamás será lo que ellos han reivindicado siempre, y que la práctica evidenció su caída años atrás.

Artículo original aquí: http://heraldpost.es/el-capitalismo-no-mata/

Acerca del autor: Carlos Navarro


Estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad de Valencia. Miembro de las Nuevas Generaciones del PP. Co-fundador de Ágora Libertaria y miembro de ESFL Valencia.

Deja un comentario