Cárcel en Francia para las web provida

El libro sobre la educación LGBT llega al Parlamento

El pasado jueves, la Asamblea nacional votó por el procedimiento de urgencia un proyecto de ley del Gobierno para ampliar el delito de “obstrucción al aborto” a la publicación de cualquier tipo de información que pueda “disuadir” a una mujer de la decisión de abortar. [LifeSite News, Actuall, en inglés y en español]

En Francia, el delito de “obstrucción al aborto” existe desde 1993. Empezó castigando a los grupos provida que quedaban a las puertas de las empresas de abortos. En 2001 y 2014, el delito se amplió, respectivamente, a cualquier acción que un juez interpretase como “presión moral y psicológica sobre las mujeres” y a todo lo que juzgase como una vulneración de la igualdad hombre-mujer.

La reforma que se votará este 1 de diciembre en el parlamento establece penas de hasta dos años de prisión y 30.000 euros de multa por publicar “afirmaciones, indicaciones o presentaciones distorsionadas, con el objetivo y la intencionalidad de confundir a la gente” sobre el “derecho” al aborto.

Para Grégor Puppinck, del Centro Europeo para la Ley y la Justicia, “es difícil entender cómo la simple consulta de una página web puede obstruir la práctica de un aborto o el acceso a la información sobre su naturaleza. Este delito tan vago está abierto a las interpretaciones más variadas, y viola el principio fundamental de la estricta interpretación de la ley penal”.

Los editores de Agenda Europe, un blog especializado en el escrutinio de las políticas sobre derechos fundamentales a escala europea, señalan que “si necesitas recortar la libertad de expresión, es porque has perdido el debate”, refiriéndose a los grupos pro-aborto.

El candidato conservador François Fillon –probablemente, el próximo presidente de Francia– tiene mucho que revertir entre las leyes injustas del mandato de François Hollande.

Hispanista revivido.