Carta abierta a Agustí Villaronga a propósito de su declaración: “Cuba es el burdel de Europa”

París, 28 de octubre de 2015.

Distinguido Sr. Villaronga:

Usted es director de cine español, autor del filme “El rey de La Habana”, basado en la novela homónima del escritor cubano Pedro Juan Gutiérrez. Gracias a su excelente actuación, Yordanka Ariosa, ganó el premio a la mejor actriz 2015 en el Festival de San Sebastián.

Sinopsis : “Cuba, años 90. Tras fugarse de un correccional, Reinaldo trata de sobrevivir en las calles de La Habana. Esperanzas, desencantos, ron, buen humor y sobre todo hambre, le acompañan en su deambular, hasta que conoce a Magda y Yunisleidy, también supervivientes como él. Entre los brazos de la una y la otra, intentará evadirse de la miseria material y moral que le rodea, viviendo hasta el límite el amor, la pasión, la ternura y el sexo más desvergonzado”. FILMAFFINITY

Hasta aquí todo es normal, pero Vd. declaró que: “Cuba se ha convertido en el burdel de Europa”.
Vd. ha actualizado el eslogan más abyecto creado por Fidel Castro y que todos los tontos útiles del Mundo Occidental siguen repitiendo desde hace más de medio siglo: “Cuba era el prostíbulo de los americanos”.

Le envío mi “Carta abierta a Monsieur Jérôme Savary” :

“París, 27 de mayo de 2002.

Monsieur Jérôme Savary

Théâtre de L’Opéra Comique de Paris.

Sr. Director:

En la noche del sábado tuve el placer de asistir a la representación de su comedia musical “Looking for Chano Pozo. Un cubain a New York”, en unión de mi esposa e hijo.

Como somos franceses pero de origen cubano, supimos apreciar ese torbellino de música cubana: rumba, mambo, conga, son, cha cha cha, etc., así como los excelentes músicos y bailarines que Vd. supo escoger y dirigir con tanta maestría.
Le felicitamos por esa obra tan cubanísima, su coreografía y su escenografía. Por hacer conocer al público parisino un poco del patrimonio musical popular de nuestra tierra natal caribeña. Sin embargo hay detalles que para nosotros resultan chocantes (peso mis palabras).

Cuando al inicio del espectáculo usted repite el célebre eslogan castrista de: “Cuba era el prostíbulo de los americanos”, estimo que no sólo miente, sino que también ofende a mi madre, mis abuelas españolas, mis tías y a la inmensa mayoría de las mujeres cubanas.

En La Habana había prostitutas en la calle Consulado como las hay en París en la rue Saint Denis, el habanero barrio de Pajarito equivale al parisino Pigalle, las zonas del puerto habanero son comparables en París a numerosas Portes o Places donde reina la profesión más antigua de la historia. Sin embargo no creo que se pueda decir que París es un prostíbulo, sería una infamia y ofendería a su propia madre Monsieur Savary, a todas las mujeres de su familia y en general a la mujer francesa. Cuando Vd. rinde homenaje a Juana Bacallao, hace muy bien, lo merece, pero la historia de que recibió un balazo en una pierna en el Hotel Nacional de Cuba por defender a Josephine Baker, a quien le negaban alojamiento por ser negra, es poco seria.

La escena en la que Rita Montaner y Cacha Martínez, toman los cuchillos para batirse, ruedan por el piso y se arrancan los cabellos, trata de mancillar a una de las artistas más queridas de nuestro pueblo, por algo a Rita la llamaban “La Única”.
Por último y para no cansarle, Monsieur Savary, cuando en su comedia todos los artistas son víctimas de un empresario americano y terminan tocando su música a -15 C. sin calefacción en un prostíbulo para obreros del petróleo en Alaska y las bailarinas como prostitutas; considero que su antiamericanismo visceral llega a ser patético.

En este caso dio muestras de falta de imaginación. Desconozco cuánto ganarían estos músicos y bailarines cubanos que Vd. trajo a París y de esa cantidad, qué % pasará al estado cubano y cuánto quedará realmente en sus bolsillos. Espero que no sean explotados por Vd. ya que el teatro estaba completamente lleno y nosotros pagamos 35 euros por cada billete. Le deseo éxitos en su labor como director de teatro, pero por favor, Monsieur Savary, infórmese más antes de montar la próxima obra, así serán menos los disparates y las ofensas,

Félix José Hernández ».

Sr. Villaronga,

Aunque Fidel Castro haya declarado que “las prostitutas cubanas son las más cultas el mundo”. Aunque es conocido que numerosos europeos van a Cuba a practicar el turismo sexual, aprovechando de la miseria reinante en el país, su declaración es indignante y ofende a las mujeres cubanas.

Vd. bien sabe que en las ciudades españolas existe la prostitución. Podría hacerle una lista muy larga de lugares que he visto durante los viajes anuales que he hecho con mis estudiantes, como la abundancia de los “puticlubs”. No por ello osaría declarar la enorme falsedad de que: “España es el prostíbulo de los europeos”. Lo cual ofendería a todas las mujeres españolas, incluyendo a todas las mujeres de su familia.

Hay otras formas de hacer publicidad a su filme. Le ruego Sr. Villaronga, que en sus declaraciones, respete a las mujeres cubanas, para merecer ser respetado.

¡Lo sórdido vende y Vd. lo sabe!

Le deseo éxitos en su trabajo,

Félix José Hernández.

Hispanista revivido.