Cartas a una mujer, Mathilde Pomès en la Biblioteca Nacional de España

Mathilde Pomès en 1931. Biblioteca Nacional de España

Madrid, 28 de septiembre de 2016.

Querida Ofelia:

La exposición Cartas a una mujer, Mathilde Pomès (1886-1977) se inaugura el día 29 de septiembre en la Sala Hipóstila de la Biblioteca Nacional de España, y estará abierta al público hasta el próximo 8 de enero.

En ella, la comisaria, Elisa Ruiz, recoge una selección de cuarenta cartas del epistolario perteneciente a la hispanista francesa, además de distintas obras mencionadas entre los corresponsales. Estas misivas originales, autógrafas e inéditas, han sido redactadas por relevantes figuras de la primera mitad del siglo XX en España.

Merece ser destacado el epistolario de Margarita Bonmatí de Salinas, compuesto por cincuenta y cinco cartas autógrafas e inéditas. Este conjunto de documentos abarca un amplio arco temporal (1924-1952). La lectura del mismo encierra gran interés porque nos permite conocer de primera mano su auténtica personalidad, aspecto hasta aquí totalmente ignorado.

Mathilde Pomès nace en 1886 en el sur de Francia, en un pequeño pueblo cercano a la ciudad de Tarbes, y desde muy joven se interesará por la lengua y la cultura española. Así, se convirtió en la primera hispanista y la primera catedrática de Lengua Española de la Universidad de La Sorbona. La francesa contó entre sus amistades españolas con Unamuno, Azorín, Falla, Gómez de la Serna, Pedro Salinas, Jorge Guillén… y, de ella, dijo el Nobel Vicente Aleixandre que era “el verdadero Cónsul General de la Poesía española en Europa”.

No obstante, esta exposición no se olvida de las mujeres, sino que, a través de la relación entre Mathilde Pomès con Zenobia Campubrí y Margarita Bonmatí, se muestra la relevancia del género femenino en el panorama social, político y cultural de la época.

Pomès llegó a ser una conocida “femme de lettres française”. Gozaba de prestigio en los medios intelectuales, tanto galos e italianos como de habla hispana. Su actividad se desplegó en varias direcciones:

  • Desempeño de su labor docente.
  • Elaboración de su propia producción poética.
  • Despliegue de una intensa labor como hispanista.
  • Realización de numerosas traducciones al francés de textos redactados en lengua española.

Su producción poética, tan interesante como poco conocida, refleja una extremada sensibilidad. La autora evita voluntariamente los meandros de la retórica y busca una forma pura de expresar su visión del mundo, siguiendo las líneas de la vanguardia lírica más depurada en ese género literario, bajo la égida del maestro Paul Valéry, su gran amigo.

Según la comisaria, “esta exposición es un homenaje a las mujeres en general, y, en particular, a tres de ellas: Mathilde Pomès, Zenobia Camprubí y Margarita Bonmatí. Cada una tiene una personalidad muy acusada, pero que nos dan y  nos permiten ver cómo era la mujer española frente a la mujer francesa, en esas décadas que fueron decisivas.”

Añade Elisa Ruiz que “este es uno de los últimos epistolarios valiosos que tenemos en España, si no el último.  En las cartas se reflejan una serie de valores, de ideas, de sentimientos, una manera de expresarse, una manera de ver el mundo que se ha perdido. La carta tiene esa virtualidad, ese afán de quedar retratada la persona a través de su caligrafía, de lo que dice, de lo que cuenta.”

Vídeo de la exposición:

https://www.youtube.com/watch?v=xaSMR-rBcxw&feature=youtu.be

Un gran abrazo desde nuestra querida y culta Madrid,

Félix José Hernández.