De acuerdo con los datos del Centro de Investigaciones Pew, en Estados Unidos, en el año fiscal 2015 entraron por las fronteras de ese país 43 159 cubanos, 78 por ciento más que en 2014, cuando ajustaron su estatus 24 278

Para el Doctor en Ciencias Antonio Aja Díaz, director del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana la explosión de emigrantes no tiene que ver tanto con un cambio específico en la dinámica migratoria, como la conjunción de varios factores que han influido en este fenómeno.
cubanos-que-se-han-ido-del-país
“Esencialmente no se ha producido un cambio sustancial, en primer lugar porque el país receptor, Estados Unidos, dejó claro, antes del 17D —cuando se produjo la reforma migratoria y la entrada en vigor de la Ley 302— que su posición continuaría inalterable. Hablamos de los acuerdos migratorios y la aplicación de la Ley de Ajuste Cubano y la política de Pies Secos – Pies Mojados.

Doctor en Ciencias Antonio Aja Díaz director del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana“Por otra parte, ya venía aumentando el otorgamiento de visados de salida definitiva, resultado de los acuerdos migratorios, así como también el visado para visitas temporales, y esos dos factores mantienen un flujo de emigración y de visitas que va en detrimento de una explosión migratoria.”

Sin embargo los números hablan por sí solos: 43 000 cubanos entrando por las fronteras norteamericanas, en solo un año, es una cifra inquietante. Es significativo que no estamos hablando de balseros, sino de ciudadanos que salen legalmente del país y, en muchos casos, emprenden una travesía azarosa por tierra.

Estos fenómenos migratorios venían dándose desde finales de la década del ’90, con la utilización de la ruta del sur para llegar a los Estados Unidos, que es algo que no inventaron los cubanos, sino los centroamericanos. Esa, que ha sido la ruta de los latinoamericanos rumbo al Norte, incluso, de asiáticos, ya desde finales de los ’90 comenzó a ser utilizada por los cubanos, con el objetivo de ajustar su estatus al llegar a la frontera.

La emigración tiene impactos a nivel individual, grupal, pero, también, en el plano nacional. En las fotos de los cubanos varados en Costa Rica y Panamá se veían muchos rostros jóvenes. ¿Cómo afecta esta circunstancia la dinámica demográfica en Cuba?

—Una de las tres variables que inciden en las dinámicas demográficas de cualquier país, además de la fecundidad y la mortalidad, es la migración. En el caso de Cuba salen, mayoritariamente, los jóvenes, en edad laboral, altamente calificados y en gran número las mujeres.

“De manera que estos son factores que van contra la dinámica demográfica en un país envejecido. El envejecimiento está dado, en primer lugar por el aumento del grupo etáreo de 60 años y más, y la disminución de los otros, que está marcada por la disminución de los nacimientos y la pérdida de los jóvenes.

“En ese escenario, la migración se convierte en un factor negativo, al que hay que buscarle soluciones. Los países de alta tasa de envejecimiento, por lo general, reciben población. Esto les rejuvenece la población, sobre todo la económicamente activa. Por tanto, Cuba tiene ese elemento disfuncional, esa disyuntiva, y es una alteración importante, ahora, y más aún en los próximos años cuando el envejecimiento aumente, si no se hace un proceso de reversión y si no crece el número de nacimientos.

 

Deja un comentario