En la actualidad, la cadena Meliá gestiona siete hoteles en la zona, y se afianza como la cadena mayoritaria.

  • La información fue adelantada por el director general del hotel Jardines del Rey, el español Marcos Díaz Trujillo, al periódico Invasor, de Ciego de Ávila.

Nos encontramos ante un verdadero oasis natural (Jardines del Rey), al norte de la provincia de Ciego de Ávila en el centro-oeste, formado por los cayos Coco de 370 km² y Guillermo (13,2 km²).

Estos cayos o islotes fueron bautizados por los españoles como Jardines del Rey, entre 1513 y 1514, en honor al entonces monarca Fernando el Católico.

Jardines del Rey dispone de un aeropuerto internacional, inaugurado en diciembre de 2002, por autoridades del gobierno de Cuba, y por el embajador de España.

Mi encuentro con el Hotel Meliá Jardines del Rey me trasladó al nombre de Gabriel Escarrer, ese empresario mallorquín que tuvo la visión y el valor como hombre de apostar por Cuba allá por los años 1990. Deseé conversar con el director general de Jardines del Rey, Marcos Díaz Trujillo, natural de Sevilla, quien explica que la instalación cuenta con un total de 1.176 habitaciones y capacidad de alojamiento para unos 2.500 clientes. El mayor número de visitantes proviene de Canadá, Gran Bretaña, y Cuba, y el mercado ruso comienza a incrementarse. Sobre España me comenta que es un turismo fundamentalmente de verano, procedente del mercado Habana-Varadero. Este año, me adelantó Marcos, se abre un vuelo charter Madrid-Cayo Coco, y otro Lisboa-Cayo Coco.

Interpelo: “¿Qué le hace falta a Cayo Coco?”

“Pensando en los inversionistas españoles, los animo a seguir ilusionados por llegar a la meta”, comenta el director de Meliá Jardines del Rey. Falta, todavía, un poco más de infraestructuras, y ofertas complementarias para rellenar el tiempo de ocio del cliente, y no centrar en la propia actividad hotelera.

El gobierno de la República de Cuba, alega el directivo, invirtió este año ocho millones de euros en una inyección de arena fantástica. El proyecto de expansión del Cayo en camas hoteleras seguro que requerirá de una mayor inversión en cuanto atraque de yates. Marcos asegura que el gobierno de Cuba tiene sensibilidad y voluntad para que la inversión llegue.

En la actualidad, la cadena Meliá gestiona siete hoteles en la zona, y se afianza como la cadena mayoritaria. Solamente el Hotel Jardines del Rey supone el 70 por ciento de Gaviota en Cayo Coco, y sigue en expansión. El Hotel Meliá Jardines del Rey, es el más grande del mundo de la cadena.

Basta señalar que el pasado año Cuba logró tener un nuevo récord, al alcanzar los 4 035 577 visitantes, y para  2017 aspira a crecer un cuatro por ciento. Con ese propósito se trabaja intensamente en la ampliación y consolidación de las infraestructuras.

En el caso de la aviación, Cuba recibió vuelos inaugurales de diferentes aerolíneas, como Alitalia, Austrian Airlines, Air Caraibes, Azur Air, Turkish Airlines. Entre tanto, fueron varios los cruceros que comenzaron a operar el destino Cuba, en ocasiones, empleando La Habana como puerto madre, también otros puertos del país recibieron operaciones como Cienfuegos y Santiago de Cuba. Entre los cruceros recibidos en 2016 se hayan MSC Armonía, Adonia, MS Berlín.

Este 2017, se prevé un crecimiento del producto interior bruto de dos por ciento. Durante el discurso pronunciado por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Raúl Castro Ruz, en la clausura del Octavo Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en la VIII Legislatura, en el Palacio de Convenciones, el 27 de diciembre de 2016, se explica la gran importancia y la necesidad de dinamizar la inversión extranjera en Cuba, en correspondencia con el Lineamiento No.78 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobado en el Séptimo Congreso.Hotel Tryp Cayo Coco 13

Raúl lo dejo muy claro, reconocemos que no estamos satisfechos en esta esfera y que han sido frecuentes las dilaciones excesivas del proceso negociador. Es preciso superar de una vez y por siempre la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea.

Lo reflejan las siguientes palabras: “Para avanzar resueltamente en esta dirección debemos despojarnos de falsos temores hacia el capital externo; no vamos ni iremos al capitalismo, eso está totalmente descartado, así lo recoge nuestra Constitución y lo mantendrá, pero no debemos cogerle miedo y ponerle trabas a lo que podemos hacer en el marco de las leyes vigentes. Ello requiere, en primer lugar, asegurar la preparación y capacitación sistemática de los cuadros y especialistas que negocian, así como profundizar en las deficiencias y errores cometidos en el pasado para nunca más repetirlos.”

1 COMENTARIO

Deja un comentario