Hijos del Habano, puros productos del quehacer gallego en Cuba

fabrica_de_puros_partagas

Las dos sociedades de emigrantes que tuvo A Devesa en Cuba surgieron en torno a la fábrica de Pedro Moreda. La primera, Hijos de Santa Eulalia de la Devesa, fue fundada en 1908 y tuvo como primer presidente al hermano del afamado tabaquero, Bernardo Moreda, y como directivos a empleados y trabajadores suyos como Domingo Díaz, José A. Acevedo, Ramón Prieto, Félix López, Leonardo Debén, José Maseda y Justo Raimundo. Esta entidad pretendía restaurar la iglesia de A Devesa y construir un camposanto y una escuela.

La segunda sociedad de los devesanos en Cuba nació en 1911 tras discrepancias en la colonia sobre la construcción del Círculo Habanero en A Devesa. Y tambien surgió en la fábrica de Moreda de la calle San Miguel, donde radicaba su sede social. Se llamó Hijos de la Devesa, despues Círculo Habanero de Naturales de la Devesa y, finalmente, Círculo Habanero, Sociedad de Instrucción y Recreo de Hijos de la Devesa.

Su primer presidente fue José Antonio Acevedo Martínez, que ya formara parte de la anterior sociedad y que, disconforme, fundó otra con Ramón Murias o Ramón Alonso, entre otros. Esta fue la entidad que inauguró en 1919 la escuela de niños y niñas de A Devesa y que llegó a la actualidad.

Pedro Moreda un empresario gallego

Pedro Moreda inició su andadura en el mundo del tabaco fabricando en 1882 un habano, Flor de Moreda, que tuvo gran acogida en el sector. Fue ampliando su fábrica, ubicada en la habanera calle de San Miguel 85, a medida que conseguía éxitos y fortuna y llegó a contar con 500 trabajadores en 1907, según se recoge en varias revistas de la prensa emigrante.

De ese taller salieron afamadas marcas, como Cornelia, Imparcial, La Diligente y, sobre todo, los mundialmente famosos puros La Diligencia. Todos ellos le supusieron premios en ferias y exposiciones internacionales, ser nombrado proveedor de la Casa Real, y una considerable fortuna por la gran demanda y éxito que sus cigarros tuvieron en países como Estados Unidos, Inglaterra o Países Baixos.

Historia

Esta sociedade foi creada na cidade da Habana por emigrantes naturais da parroquia de Santalla da Devesa, baixo a denominación de Sociedad de Instrucción y Recreo de la Devesa.
As súas orixes remóntanse ao ano 1898, cando se fundou na parroquia de Ribadeo unha sociedade co mesmo nome, aínda que na práctica ambas as dúas funcionaron como sociedades independentes.
Entre os seus socios, ademais dos residentes na Habana, estaban os conveciños que emigraran a Tampa (Florida, Estados Unidos), que estaban en contacto coa sociedade matriz habaneira e enviaban numerosas doazóns.
A súa directiva fundacional estaba formada por José Acevedo, primeiro presidente e un dos seus principais promotores e beneficiarios; José R. Alonso, como secretario; Ramón P. Murias, José A. Posada, Julio Raimundo, Melchor Rodríguez, Benito F. Fernández, José F. Fernández, José M. Graña, Ángel Ríos, Antonio Pérez, José Molejón, Isidro Martínez e Benito Fernández como vogais.
Xa dende a súa creación comezaron as xestións na súa parroquia natal para construír un edificio social que levase o nome da entidade, e que sería un centro de recreo e cultura para toda a comarca. Destinaron 4500 pesetas para mercar os terreos e comezar as obras do edificio. Nomearon unha comisión para continuar coa recadación de fondos e a vixilancia das obras, tanto na Habana como en Santalla.
En 1921 inauguraron o recinto co edificio social e dúas escolas en que se impartirían clases gratuítas a todos os nenos e nenas da Devesa e das parroquias veciñas de Rinlo e Vilaframil.
Na Habana celebraban festas de confratenidade e outras actividades de lecer, co fin de conseguir fondos para o mantemento dos edificios e de potenciar a unión entre os socios.
Na actualidade é un sociedade recreativa e de axuda mutua con sede no palacio do antigo Centro Gallego da Habana.

Deja un comentario