La lista de Mas y la CUP tendrán mayoría absoluta, pero Ciudadanos obtiene un resultado histórico con 25 escaños

 

Los titulares de la noche son la victoria ajustada y con tendencia a la baja del separatismo, el enorme triunfo de Ciudadanos, un resultado menos malo de lo esperado para el PSC y el batacazo de PP y Podemos.

Con más del 50% escrutado, nos encontramos una Cataluña dividida en dos bloques. Por un lado los separatistas de Juntos por el sí y las CUP, que suman 72 escaños, cuatro más de la mayoría absoluta, y dos menos de los que tenían hasta ahora CiU, ERC y CUP. de modo que siguen siendo mayoría, pero cada vez con menos margen.

Por otro lado nos encontramos el bloque no separatista. El gran triunfador es Ciudadanos que supera las mejores encuestas, y alcanza los 25 escaños, un resultado histórico y que supone un enorme espaldarazo a las aspiraciones de Albert Rivera en las elecciones generales. El PP se hunde con sólo 11 escaños de los 19 que tenía y la coalición de Podemos con ICV ni siquiera logra igualar el resultado que había obtenido ICV por solitario y baja de 13 a 10 escaños.

Los socialistas se felicitan por unos datos menos malos de lo esperados. Con la mitad del voto escrutado, Iceta obtiene 17 escaños, un resultado mucho mayor al que le daban las encuestas. En el partido atribuyen la hazaña a los bailes de Miquel.

En cualquier caso, Inés Arrimadas y Ciudadanos pueden considerarse los auténticos vencedores en estas elecciones. En solitario, han logrado casi triplicar sus votos y colocarse como segunda fuerza más votada en las cuatro provincias catalanas. Juntos por el sí, en cambio, pierden votos respecto a los resultados que obtuvieron hace dos años por separado.

De confirmarse estos resultados, Cataluña queda partida en dos: los amigos del separatismo (un voto mayoritariamente concentrado en las zonas rurales) y las alternativas nacionales a la ruptura encabezadas por Ciudadanos más centradas en grandes áreas urbanas.

Deja un comentario