Madrid fija a La Habana nuevas condiciones para facilitar el pago de la deuda

Las renovables se suman al turismo como sector de oportunidades en la isla

Cuba

Se acabó el resolver.

Las empresas españolas de sectores ajenos al turismo y al agro-alimentario, presentes en la Isla desde hace décadas, comienzan también a abrirse paso en un mercado en el que ya se posicionan empresas mexicanas, estadounidenses, chinas y canadienses, al pairo del clima de apertura generado tras la distensión La Habana-Washington. Construcción y renovables son dos de los “nuevos” sectores, junto a financiero y TIC, que parten con más oportunidades en un país cuyas autoridades prometen un trato privilegiado a las firmas procedentes de España.

Una si­tua­ción que pilla a las em­presas es­pañolas que siempre in­vir­tieron en la Isla ante el desafío del le­van­ta­miento del em­bargo y las ante el fin de las ame­nazas de san­ciones de EEUU.

En los úl­timos meses se han mul­ti­pli­cado los con­tactos bi­la­te­rales con La Habana por parte de com­pañías con pre­sencia en la Isla y tam­bién de grandes em­presas que buscan es­ta­ble­cerse, además de pro­du­cirse un sen­sible au­mento de los viajes de em­presas más pe­queñas y de py­mes, que acuden arro­padas por el pa­ra­guas ins­ti­tu­cional de una Administración es­pañola, que tiene par­ti­cular in­terés en apoyar a nues­tras com­pañías en la isla.

El úl­timo de estos viajes bajo pa­ra­guas ins­ti­tu­cional tuvo al mi­nistro de Industria José Manuel Soria, como pro­ta­go­nista y es­tuvo es­pe­cial­mente di­ri­gido a los sec­tores de la energía y el tu­rismo, con én­fasis es­pe­cial en un sec­tor, el de re­no­va­bles, que La Habana quiere im­pul­sar. Por ello, están par­ti­cu­lar­mente de en­ho­ra­buena las firmas de ese sec­tor, pun­teras en España y que en los úl­timos años han des­em­bar­cado con éxito en toda Latinoamérica. Pero no ha sido el único viaje ni el único es­fuerzo por au­mentar la coope­ra­ción, ni mucho me­nos.

Visitas y más vi­si­tas

Hace unos me­ses, el se­cre­tario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, en­ca­bezó otra po­tente vi­sita co­me­r­cial y em­pre­sa­rial de 45 com­pañías, entre ellas Sacyr, Técnicas Reunidas, Gestamp, Elecnor y Gamesa, de la que dijo es­perar “resultados co­n­cre­tos”. Y la se­mana pa­sada, el mi­nistro de Economía, Luis de Guindos acor­daba en Madrid con el vi­ce­pre­si­dente de la Isla nuevas con­di­ciones para fa­ci­litar el pago de la deuda que Cuba man­tiene con España.

Cuba anun­ció, coin­ci­diendo con la vi­sita de Soria, que cons­truirá 7 par­ques eó­licos con IED, dentro de un pro­grama de desa­rrollo a medio plazo de fuentes de energía re­no­va­ble. Con este pro­yecto, La Habana pre­tende pro­ducir para 2030 un 24% de su energía con re­cursos re­no­va­bles (eólica y solar prin­ci­pal­men­te), y ne­ce­sita ca­pital fo­ráneo por 600 mi­llones de dó­lares para ello.

Asimismo, Cuba otea otros 6 par­ques a cons­truir con otras vías de fi­nan­cia­ción, hasta un total de 13, que se unirán a los cuatro ya exis­ten­tes. El Gobierno quiere así que la energía eó­lica, solar e hi­dráu­lica re­corten la de­pen­dencia del pe­tróleo y ge­nerar un ahorro de 780 mi­llones de dó­lares al año. Y, como no podía ser de otro modo, las firmas es­pañolas de re­no­va­bles han ex­pre­sado su in­terés en in­vertir o elevar su in­ver­sión en el sector en Cuba.

Durante su vi­sita a la Isla, adonde llegó acom­pañado de re­pre­sen­tantes de 75 em­pre­sas, entre ellas de Iberdrola, Gamesa Eólica, CaixaBank, Ferrovial, OHL, Balearia, Fagor, Mercasa, Gas Natural y Seat, y donde par­ti­cipó en un foro de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba y en un Seminario de Financiación e Inversión, Soria dejó muy claro el res­paldo del Gobierno es­pañol a las em­presas que buscan ins­ta­larse en la Isla y señaló que las firmas es­pañolas están in­tere­sadas en operar en Cuba y no tienen temor de la com­pe­tencia de las firmas es­ta­dou­ni­denses que arri­barán de la mano de un des­hielo entre la isla y Washington, ya que están acos­tum­bradas a com­pe­tir.

El mi­nistro des­tacó que su viaje tuvo como pro­pó­sito apoyar de una ma­nera ins­ti­tu­cional a las em­presas es­pañolas que ya llevan un tiempo y a otras que quieren venir e ini­ciar re­la­ciones y que la nueva re­la­ciones entre Cuba y EEUU no afec­tarán a las em­presas es­pañolas asen­tadas ya en la isla, mu­chas de ellas desde hace dé­ca­das. Además, llevó un men­saje de aliento a La Habana, al in­dicar que las re­formas eco­nó­micas im­pul­sadas por el pre­si­dente Raúl Castro ca­minan en la buena di­rec­ción y abren “extraordinarias opor­tu­ni­da­des”, si bien tam­bién pidió a las au­to­ri­dades que li­miten las ac­tuales di­fi­cul­tades que frenan la lle­gada de em­pre­sa­rios fo­rá­neos, como la ex­ce­siva bu­ro­cra­cia.

Madrid ex­presó su enorme in­terés en im­pulsar la re­la­ción bi­la­teral e in­ten­si­ficar los lazos eco­nó­mi­cos. “Las em­presas es­pañolas que vienen a Cuba vienen con vo­ca­ción de es­tar, con vo­ca­ción de per­ma­nencia y con vo­ca­ción de con­ti­nuar, según Soria, que re­cordó que el apoyo más re­ciente de España a planes em­pre­sa­riales en la Isla. Madrid abrió una línea de cré­dito en 2014 para ex­por­ta­ciones hacia Cuba por 25 mi­llones de euros que per­mitió la puesta en marcha de 100 pro­yectos y que se pro­rro­gará por lo menos un año más. Además hay otra oferta de cré­dito por 40 mi­llones de euros para fi­nan­ciar pro­yectos de em­presas es­pañolas en Cuba.

Respaldo a las re­for­mas

En el marco de la vi­sita, el Gobierno cu­bano de­talló las po­si­bi­li­dades abiertas por la nueva Ley de Inversiones Extranjeras, apro­bada en 2014 y que per­mite la re­pa­tria­ción de uti­li­dades y be­ne­fi­cios fis­ca­les. El ob­je­tivo na­cional es que el ca­pital ex­tran­jero llegue a re­pre­sentar el 30% del PIB, para lo que se han abierto nu­me­rosos pro­yectos en di­versos sec­to­res, entre ellos 37 pro­yectos en el área agroa­li­men­ta­ria; 56 en el tu­rismo (por ejem­plo, cons­truc­ción de campos de golf); 10 en la cons­truc­ción, otros 10 en mi­nería (explotaciones de oro, plata y zinc), y 86 en energía de di­versas fuentes (petróleo, bio­masa, eó­li­ca…).

Pese al con­ven­ci­miento de que La Habana va a dar un cierto trato de pri­vi­legio a unas com­pañías es­pañolas que han es­tado in­vir­tiendo en la Isla en tiempos di­fí­ci­les, tanto las com­pañías como Madrid saben que hay que apretar el paso y re­forzar el apoyo po­lí­tico ante la com­pe­tencia que em­pieza a vis­lum­brarse en todos los sec­to­res. Especialmente las firmas vin­cu­ladas con el tu­rismo co­mienzan a anun­ciar nuevos planes en la Isla, como Iberia, que hace algo más de un mes reanudó unos vuelos a La Habana sus­pen­didos hace dos años, como Balearia y como las prin­ci­pales ho­te­le­ras.

Y es que, en las úl­timas se­ma­nas, va­rias com­pañías chinas han co­men­zado a ne­go­ciar la cons­ti­tu­ción de em­presas mixtas con es­ta­tales cu­banas para el desa­rrollo de com­plejos in­mo­bi­lia­rios, cen­tros de ocio y ho­teles y México, que ya con­donó deuda a Cuba por 500 mi­llones de dó­lares en 2013 ha anun­ciado nuevos pro­yectos de in­ver­sión como parte de un plan para im­pulsar las re­la­cio­nes, entre ellos ma­yores ac­tua­ciones en la zona de desa­rrollo eco­nó­mico de Mariel, donde se ins­ta­lará una se­gunda firma az­teca, la em­presa Devox-General Paint. Incluso Portugal se ha su­mado a una fiebre por in­vertir en Cuba que no sólo abarca a in­ver­sores tra­di­cio­nales como España y Canadá, sino a EEUU, Japón Rusia, Francia, Holanda y Alemania, entre mu­chos otros.

Hoy operan en Cuba unas 200 com­pañías es­paño­las, con pri­macía para las em­presas del sector tu­rís­tico, como el gi­gante Meliá, con 27 es­ta­ble­ci­mientos en Cuba (13.000 ha­bi­ta­cio­nes), aunque tam­bién NH y Barceló tienen una po­si­ción es­tra­té­gica. España es el tercer socio co­mer­cial y el prin­cipal in­versor en Cuba. La in­ver­sión es­pañola acu­mu­lada es de 1.800 mi­llones de eu­ros.

En el sector tu­rís­tico es el primer in­versor ex­tran­jero y las ca­denas ho­te­leras an­te­rior­mente ci­tadas junto a Iberostar, Ríus y Globalia-Be Live ges­tionan el 90% de las ca­mas. Por otro lado, España ocupa uno de los 10 pri­meros mer­cados emi­sores de tu­ristas a la Isla, que re­cibió en 2014 a más de 70.000 via­jeros pro­ce­dentes de nuestro país. En el país están desde hace mucho firmas como Altadis, Bodegas Torres, Froxá y Argal.

Madrid, que mira con sim­patía el cambio en la Isla, está tra­tando de dar a La Habana todo el res­paldo po­si­ble. Hace unos días, España acor­daba con Cuba nuevas con­di­ciones para la deuda de la isla en un en­cuentro entre el mi­nistro de Economía, Luis de Guindos, y el vi­ce­pre­si­dente de Cuba, Ricardo Cabrisas. Economía, tras señalar que “las au­to­ri­dades cu­banas y es­pañolas tra­bajan ac­ti­va­mente para am­pliar las re­la­ciones eco­nó­mi­cas, co­mer­ciales y fi­nan­cie­ras, ya que el país es re­pre­senta una nueva opor­tu­nidad para la in­ver­sión es­paño­la”, in­di­caba que se han sen­tado las bases para un acuerdo que per­mita es­ta­blecer nuevas con­di­ciones en la deu­da”. El pacto será ra­ti­fi­cado por los go­biernos de Cuba y España en una pró­xima reunión en La Habana.

Deja un comentario