Comienzan a votar los españoles de Cuba

Para participar en las elecciones a su Parlamento gallego se “rogaron”  de 2.206 votos

  • Las elecciones autonómicas gallegas y vascas son el segundo proceso electoral del año.
  • Durante cinco días, del miércoles 21 al domingo 25 de septiembre, se podrá votar en el Consulado.

Tal y como estaba previsto, y pasadas las nueve de la mañana del miércoles 21 de septiembre, comenzaron en La Habana las jornadas para el deposito del voto en urna en el Consulado General de España en la capital cubana en el segundo proceso electoral de este año 2016: las elecciones autonómicas gallegas y vascas.

Con una discreta pero mantenida presencia de electores, transcurrieron con absoluta normalidad las primeras horas del primer día de depósito de voto en urna siendo 10 los sobres depositados hasta las diez de la mañana. Informa Manuel Barros que se destacó la participación del electorado gallego, teniendo en cuenta que el número de ‘votos rogados’ desde Cuba para participar en las elecciones a su Parlamento fue de 2.206, lo que la sitúa en el segundo lugar por países en solicitud de votos y precedido solo por la República Argentina.

También acudieron numerosos españoles en busca de orientación, bien por no haber recibido aún las papeletas para votar y en no pocos casos el sobre para solicitarlo.

El Consulado General de España en La Habana, como en ocasiones anteriores, puso en marcha un dispositivo para garantizar que estas jornadas se desarrollen exitosamente. Un local habilitado al efecto donde se encuentra la única urna receptora de votos en Cuba así como personal administrativo para la revisión y custodia de los documentos, todo bajo la tutela del cónsul general, Carlos Pérez-Desoy y de la Canciller, Ana Sánchez.

Durante cinco días, del miércoles 21 al domingo 25 de septiembre, los electores de la mayor de las Antillas que no hayan enviado su voto por correo tendrán la oportunidad de hacerlo de forma presencial en la oficina consular que los primeros cuatro días estará abierta hasta las ocho de la noche y el último hasta las doce del mediodía.

Hispanista revivido.