¿Cómo ven los industriales alemanes la apertura de Cuba?

El acercamiento entre EE. UU. y Cuba no propiciará las actividades comerciales de los empresarios germanos en la isla.

Los alemanes todavía podrían competir con ventajas en los ámbitos de la producción de energías limpias, de la protección del medio ambiente y de la construcción de infraestructura para el sector turístico

Desde que Estados Unidos y Cuba anunciaron que reanudarían sus relaciones diplomáticas, muchos empresarios latinoamericanos y europeos vienen sopesando con sentimientos encontrados las consecuencias que el acercamiento entre Washington y La Habana puede tener para sus actividades en la Antilla Mayor. Los alemanes no son la excepción. ¿Será el fin del embargo c El empresario alemán Peter Michael Schirrmann, director de la firma hamburguesa Delatrade. omercial impuesto por la Casa Blanca sobre el país caribeño en 1962 un suceso a medio camino entre bendición y maldición para el empresariado germano?

DW le planteó esta incógnita al director de la firma hamburguesa Delatrade, Peter Michael Schirrmann, quien lleva tres décadas ininterrumpidas haciendo negocios en la isla, primero como representante de la compañía DEGUSSA –que exportaba pienso y productos de higiene dental desde Alemania– y a partir de 1991 de manera independiente. Este miércoles (17.6.2015) en Hamburgo, Schirrmann compartirá información de primera mano sobre la actual situación cubana en la Asociación Empresarial para América Latina (LAV, sus siglas en alemán).

Deutsche Welle: ¿Qué le depara a los empresarios alemanes el acercamiento entre Washington y La Habana?

El empresario alemán Peter Michael Schirrmann, director de la firma hamburguesa Delatrade.

Peter Michael Schirrmann: Alemania está por recibir un duro golpe porque, en un principio, el acercamiento entre EE. UU. y Cuba no propiciará las actividades comerciales de los empresarios germanos en ese país caribeño, sino todo lo contrario: permitirá que el contrincante más fuerte de Alemania –que es EE. UU.– regrese a la isla. Lo mismo le auguro a los países que hicieron grandes negocios ocupando el vacío que dejó EE. UU. tras imponer el embargo. Por ejemplo, los granjeros estadounidenses son los primeros interesados en que se suspenda el embargo porque saben que los cubanos preferirán importar sus granos de Texas que de Argentina.

¿Qué tan presente ha estado Alemania en Cuba desde que EE. UU. decretó el embargo en cuestión?

Alemania es opacada por España, pero ha estado muy presente en Cuba, si se le compara con otros países europeos. Alemania tiene una posición fuerte en todo lo relacionado con productos químicos, farmacéuticos, la construcción de instalaciones y maquinaria para la industria azucarera. Los europeos nunca rompieron del todo sus vínculos comerciales con Cuba debido al embargo porque éste sólo prohibía la exportación de productos estadounidenses hacia la isla y la realización de transacciones en dólares estadounidenses.

No obstante, muchos empresarios alemanes se han inhibido de hacer negocios con la isla por temor a violar el embargo, ignorando que, si hicieran las cosas correctamente, no tendrían motivos para preocuparse. Otros han evitado involucrarse con Cuba porque su Gobierno aparecía en la lista de regímenes que respaldaban a organizaciones terroristas. Por fortuna, esto es cosa del pasado… Ahora sólo falta que se levante el embargo. Creo que eso llevará a muchos empresarios alemanes a poner a Cuba nuevamente en sus miras.

¿Qué productos, servicios y tecnologías alemanas tendrían mayores posibilidades de éxito en el mercado cubano?

Aún si los estadounidenses llegaran a acaparar diversos sectores del mercado cubano, los alemanes todavía podrían competir con ventajas en los ámbitos de la producción de energías limpias, de la protección del medio ambiente y de la construcción de infraestructura para el sector turístico. Lo bueno es que el puerto de Mariel ha sido terminado; éste promete ser núcleo de una zona de libre comercio y una encrucijada importante en las rutas de exportación de productos alemanes hacia el continente americano.

Yo he visitado Cuba en más de cien ocasiones y vivido todo tipo de experiencias en ese país, pero lo que percibí en mi último viaje, hace más o menos un mes, fue una sensación completamente nueva. En torno a Cuba cunde una nueva fiebre del oro.

Hispanista revivido.