Joaquín Gay de Moncellá: Los empresarios españoles sabemos que no vamos a tener un trato preferencial y lo que nos estimula es la competitividad; nosotros lo que debemos hacer es trabajar bien. Foto: www.lavanguardia.com

Cuba y España son países con una estrecha relación histórica y cultural. La cooperación comercial es sólida y para Joaquín Gay de Moncellá, vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) estos vínculos pueden tener un notable desarrollo.

España ocupa el tercer lugar en el intercambio comercial de Cuba con el mundo, es el principal socio de la Isla entre las naciones pertenecientes a la Unión Europea y es el país con la mayor cantidad de sucursales acreditadas en la mayor de las Antillas con un total de 196.

El volumen de comercio bilateral superó en el año 2014 los mil millones de euros y la inversión española acumulada en la nación caribeña se sitúa por encima de los 250 millones de dólares.

“Una cifra potente que denota el compromiso que tenemos con la Isla”, afirmó a Granma Internacional, Gay de Moncellá, durante una reciente visita a La Habana junto a una delegación empresarial.

“Actualmente queremos participar en el incremento de la producción de bienes, el aumento del volumen de las exportaciones de productos y servicios de alta calidad y valor agregado, así como diversificar los mercados de destino y potenciar la recuperación de la industria nacional. Siempre trabajando a partir de las oportunidades que ofrecen los programas de la Isla”, puntualizó.

¿Cuáles son los sectores que representa su organización y cuáles son sus fundamentos?

— Con sede en Madrid, la CEOE agrupa a más de 240 organizaciones empresariales tanto territoriales como sectoriales y más de 2 millones de empresas; formamos parte de la Business Europe (BE) y nuestro máximo representante, Juan Rosell, es su vicepresidente.

— Entre las líneas de trabajo la CEOE tiene tres campos fundamentales: la formación, para mejorar las capacidades empresariales; la innovación de las compañías y sus productos; y la internacionalización de las compañías, pues el competidor ya no solo es el país vecino, sino también puede ser Indonesia, Marruecos, Sudáfrica, Polonia, cualquier nación.

–Es decir, esa globalización nos lleva a un mundo muy competitivo, en el cual los gobiernos deben apoyar a que las empresas sean productivas para poder, con el pago de los impuestos, generar riquezas con vistas a contribuir con el estado de bienestar de las personas, retribuir al inversor y crear ocupación que es nuestro compromiso social.

España participa en el 90% de la ocupación hotelera en Cuba, pero la Isla continúa teniendo grandes opciones de desarrollo en diferentes sectores. ¿Qué pueden ofrecer los empresarios españoles al mercado cubano?

Cuando existía una visión limitada en cuanto a las relaciones empresariales, España, entre los países de la Unión Europea, se convirtió en el líder del comercio con Cuba con el 38% y ya hay casi 200 entidades asentadas aquí, por tanto ahora lo que deseamos es contribuir mucho más al desarrollo de esta nación.

–Nuestra presencia en el turismo está muy bien, pero lo que queremos ahora es involucrar a compañías del ámbito de la construcción, de la energía, del medio ambiente, de la alimentación, de la química y de muchos otros sectores. No solo para estar en Cuba sino para también hacernos ver en la región.

El 17 de diciembre del 2014 Cuba y Estados Unidos acordaron dar pasos para el restablecimiento de los vínculos diplomáticos entre ambos países ¿Cómo beneficia esta nueva situación a España?

–En primer lugar para el empresariado español es de gran satisfacción esta nueva etapa entre Cuba y Estados Unidos. Y segundo, España ha ganado una alta credibilidad por la recuperación económica en un espacio de tiempo muy corto, Europa tiene una sobrecapacidad productiva y Cuba, con su capacidad y liderazgo en la región, se convierte en un mercado atractivo.

–Los empresarios españoles sabemos que no vamos a tener un trato preferencial y lo que nos estimula es la competitividad; nosotros lo que debemos hacer es trabajar bien.

–Para nuestra organización es importante, sin duda, la visita realizada a Cuba del secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García-Legaz Ponce, pero los siguientes pasos a dar son más importantes. Desde CEOE nos comprometemos a enviar misiones sectoriales a la Isla para que compartan aquí con las autoridades y los hombres de negocios del ramo.

La organización dará también seguimiento a corto y medio plazo para que todo no se quede en un mero acto empresarial de buenas voluntades.

¿Se cumplieron sus expectativas en esta primera visita a Cuba?

–Me produce una gran satisfacción estar en Cuba; parte de mi familia paterna es oriunda de Cienfuegos y me ha impresionado la actividad de la Isla en el presente y en pos de su desarrollo; hay países, que a lo mejor están muy bien, pero no tienen belleza, y Cuba tiene una gran belleza.

Deja un comentario