Confirmado: Estado Islámico (EI) y otros grupos armados usan armas químicas en Siria

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmó que el Estado Islámico (EI) y otros grupos armados emplearon sustancias tóxicas en sus ataques en diferentes zonas de Siria e Iraq

 

Memorias de Damasco, Miguel Fernández Martínez
Según un informe de este organismo internacional, divulgado la víspera por varios medios internacionales, los extremistas armados en Siria emplearon sulfuro de mostaza el pasado 21 de agosto en la ciudad siria de Marea, al norte de la provincia de Alepo.


El documento, fechado el pasado 29 de octubre, será presentado en los próximos días al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, y se discutirá el 23 de noviembre en el órgano ejecutivo de la OPAQ.


Existen fuertes evidencias que el EI y otros grupos armados producen armas químicas en territorios de Siria e Iraq, las que incluyen gas cloro y mostaza, esta última de manera pulverizada.


Recientemente, especialistas estadounidenses confirmaron que al menos en cuatro oportunidades, el Estado Islámico empleó gas mostaza en formo de polvo, en sus ataques contra poblaciones civiles en Siria.


En opinión de expertos, el grupo yihadista tiene sus propios centros de producción de sustancias tóxicas prohibidas, a pesar de la persistente acusación de Washington contra las autoridades de Damasco, a quienes culpan del uso de estas mortíferas armas.


“Están usando mostaza”, dijeron los especialistas estadounidenses, refiriéndose a los extremistas armados del EI. “Sabemos que las están usando”, subrayó la BBC.


El pasado 1 de septiembre, los armados antigubernamentales del grupo Estado Islámico emplearon armas químicas durante un ataque contra la ciudad de Marea, ubicada en zonas rurales de la provincia de Alepo, confirmó aquí la agencia oficial SANA.


Los takfiristas emplearon decenas de proyectiles cargados con sustancias tóxicas durante los ataques realizados contra esta localidad, ubicada a 408 kilómetros al norte de aquí, que ya había sido atacada con las mismas sustancias el 22 de agosto.


Medios internacionales divulgaron a mediados de agosto un informe que demuestra el uso de armas químicas, en particular gases de mostaza y cloro, durante los recientes ataques contra la ciudad de Hasaka, a 709 kilómetros al oriente de esta capital.

Hispanista revivido.