Constelaciones. Poesía experimental en España (1963-2016)

León, 22 de enero de 2017.

Querida Ofelia:

Ayer tuve  la oportunidad de visitar la interesantísima exposición ‘Constelaciones. Poesía experimental en España (1963-2016), en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León.

Me ofrecieron muy gentilmente esta documentación que te estoy enviando con la presente carta. Te ruego que la hagas circular allá en La Habana.

MUSAC, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, presenta desde el sábado 21 de enero ‘Constelaciones. Poesía experimental en España (1963-2016)’, una exposición que aborda la presencia y repercusión de la poesía visual y experimental en España durante los últimos 50 años. A partir de 170 piezas de 96 artistas, entre las que podemos encontrar desde obras originales de poesía visual y sonora, a libros-objeto, poemas-objeto, vídeo-poemas y acciones poéticas, ‘Constelaciones’ contribuye a contextualizar históricamente el conjunto de exposiciones que constituyen la programación del MUSAC durante la primera mitad del año 2017, centrado en la exploración de este campo híbrido entre la literatura y las artes visuales.

Comisariada por Luis Marigómez, Esperanza Ortega, José Luis Puerto y Tomás Sánchez Santiago ‘Constelaciones’, que podrá visitarse hasta el 4 de junio, se organiza como un itinerario por los modos de expresión recurrentes para los poetas experimentales españoles en las últimas cinco décadas. La muestra da cuenta de una serie de ámbitos que a mediados del siglo XX atrajeron a un grupo de autores que se desmarcaron de las previsiones convencionales, cuyas propuestas supusieron una renovación del lenguaje poético y una transgresión de los límites establecidos, configurando un fascinante cosmos con múltiples direcciones que se extienden hasta el presente en la creación artística. El proyecto toma como punto de partida el año 1963, simbólico en lo relativo a una nueva ebullición artística en España que cuaja, en lo que concierne a la poesía experimental, en la puesta en acción del colectivo ‘Problemática 63’, fundado por Julio Campal.

La raíz de la poesía experimental se encuentra en las vanguardias históricas del siglo XX, cuando el espacio del poema es asaltado con procedimientos (in)formales que proponen una extralimitación del discurso poético, en un proceso de deconstrucción radical que se ha mantenido hasta el presente en los mecanismos de creación artística.  Tras la segunda  guerra mundial, el ámbito de representación del poema se dilata en un ejercicio de libertad expresiva que incluye desde la soberanía de lo más frágil hasta la complejidad que supone contar con nuevos medios de reproducciónpara expandir el alcance del signo poético, que escapará aún más de la obsesión verbal hasta llegar a ser considerado como objeto artístico. Los creadores se mueven en la frontera entre los géneros y las artes como la pintura, la acción poética, el teatro, la música y la lírica discursiva, dando lugar a diversas formas de poética: poesía visual (concretismo, letrismo, semiótica), poesía objetual, poesía fonética, poesía sonora, poesía de acción o poesía pseudo-visual.

Es precisamente ese desbordamiento en múltiples direcciones lo que trata de subrayar la estructura de  Constelaciones. A partir de líneas temáticas que se mantienen vigentes en el siglo XXI —la supremacía de la letra como unidad portadora de energía verbal, la intervención del poema en los lenguajes públicos o la presencia constante de la baraja como símbolo del juego y del azar, entre otros— se propone un repaso a la evolución de distintos procedimientos discursivos de la poesía visual y experimental en España.  Organizada en cinco núcleos que ejercen de aglutinantes a partir de los que la exposición trata de mostrar itinerarios aún abiertos y que, sin perder el hilo conductor, siguen siendo referentes de los autores actuales. Se trata de los apartados ‘Abismos’, ‘Saqueos’, ‘Intermedio: homenajes’, ‘Extrañamientos’ e ‘(in)Materiales’.

El título ‘Constelaciones’ alude precisamente a la congregación de numerosos autores en torno a ciertos ejes, pequeñas galaxias conceptuales o procedimentales abiertas por las estéticas vanguardistas europeas tras la segunda guerra mundial (letrismo, criptografías, tachismo, poemas-objeto, fonetismo…) y consideradas aún en el siglo XXI como focos fértiles, compartidos por los poetas experimentales y en los que se acaban encontrando, un sistema de verdaderos archipiélagos recurrentes a los que los creadores son convocados en verdaderas constelaciones.

Cinco núcleos temáticos:

La exposición se abre con la instalación ‘Cortinaje’, de Bartolomé Ferrando, una especie de sortilegio que juega con el elemento de escenificación que es siempre la cortina, una cortina de letras en este caso, que introduce a quien llega en otro espacio. Partiendo de ‘Mallarme revisé’ y ‘Sobre las voyelles de Rimbaud’, dos piezas de Esther Ferrer de invocación explícita a los autores que cortaron el paso de manera radical a la escritura poética convencional, la exposición toma la configuración de una serie de nodos temáticos que la proyectan en una doble frecuencia: por una parte, el que va del discurso articulado al mero ruido; por otra, el que llega desde la comunicación verbal a la averbalidad.

El cuerpo de la exposición se abre con el núcleo ‘Abismos’, que da cuenta del despojamiento progresivo del lenguaje que se inicia en la redención de la letra como unidad resistente de supremacía verbal, capaz de contener en sí misma la energía expresiva del lenguaje, y termina con distintas audiciones fonéticas en las que el lenguaje se ha deshuesado hasta límites dadaístas. Entre ambos polos, otras piezas desmienten progresivamente el valor significativo de la escritura mediante propuestas caligráficas -desde el caligrama de respaldo secular a distintos modos de criptografía- o perpetraciones denegación del discurso en una sucesión que cuestiona ya a las claras un alejamiento de la verbalidad y de la significación.

A continuación, el núcleo ‘Saqueos’ pone de relieve la intervención intempestiva de los poetas en los lenguajes del ámbito social -prensa, correo postal- , así como en la subversión de modelos canónicos e imperturbables de la poesía tradicional, ejemplificados aquí en el soneto. El poema-collage, el Mail Art o la aceptación de la baraja como un material simbólico, sobre el que los poetas siguen actuando con audacia ilimitada, muestran en ‘Saqueos’ su vigencia, sostenida en procedimientos de ejecución que van de lo puramente artesanal a la actual virtualidad.

El apartado ‘Homenajes’ alude a esos autores que buscan fundar su propia tradición dedicando piezas a poetas considerados señeros (Schwitters, Brossa, Pino) o estableciendo puentes de relación con ciertos poetas de peso discursivo. ‘Constelaciones’ entra con este apartado de lleno en el ámbito de la poesía visual, en el que la imagen es el elemento preeminente, a veces exclusivo, del poema. En este núcleo se pueden contemplar propuestas de naturaleza visual que desembocan de manera natural en el núcleo siguiente, consagrado a la ‘Soberanía del objeto’ como lenguaje absoluto que impone su volumen, su materialidad y la definitiva intromisión de las cosas en el mundo de las palabras. La validez del envase, a veces recobrado del circuito comercial -cajas, latas-, como sustituto del libro certifica también en este tramo de la exposición la pérdida del aura de lo impreso en la comunicación poética. Por eso, con un guiño a Magritte (“Esto sí es una revista”) se da paso a una muestra ostensible de las denominadas revistas ensambladas, que también rebasan inesperadamente el alcance de ese concepto -revista literaria- que se daba por sentado de otro modo en el mundo estrictamente literario.

La desembocadura final del itinerario de la exposición propone, bajo el título de ‘Extrañamientos’, una secuencia natural de muestras en las que se incluyen desde los primeros ensayos de excavación del discurso verbal por medio de horadamientos y perforaciones (con autores como Francisco Pino o Justo Alejo) hasta poetas actuales (Pepe Cáccamo, Fernando Zamora o Claudia Quade, entre otros) que mantienen esa aseveración del discurso a partir de una búsqueda del vacío más allá de la sustancia nominal de las palabras.

La exposición se cierra con una serie de proyecciones (performances, vídeo-poemas, acciones) que despide al visitante y lo de nuevo lo pone de cara a la energía esquemática y cardinal de la lengua poética antes de llegar a otra sugerente instalación de Bartolomé Ferrando (“Silencio”) con la que se pone fin a esta exposición panorámica.

Notas biográficas de los comisarios:

 Luis Marigómez (Nava de la Asunción, Segovia, 1957), vive en Valladolid. Crítico literario (ahora en el suplemento La sombra del ciprés, de El Norte de Castilla; antes en Diario 16; ABC; etc.). Fue coeditor de la revista de poesía Venenode 1989 a 1995. Co-fundó la revista El signo del gorrión (1993-2002. Tradujo el poemario Luna nueva, de Margaret Atwood (Icaria, Barcelona, 2000). Fotógrafo, con dos exposiciones individuales (Fundación Montes, Valladolid, 2011 y Espacio Broadway, Valladolid, 2015). Como poeta visual, sus piezas han aparecido en distintas publicaciones y se han visto en varias exposiciones colectivas.

Es autor del libro de poemas Año (Icaria, Barcelona, 2008). Ha publicado las novelas Vísperas (Huerga & Fierro, Madrid; Assírio & Alvim, Lisboa, 1999); Rosa (Losada, Madrid, 2002) y A través (Kailas, Madrid, 2007).Sus relatos aparecen en Ramo (Alianza, Madrid, 2001), premio Miguel Delibes, y Trizas (Huerga & Fierro, Madrid, 2011). Acaba de aparecer su última novela, Sinfín (Huerga & Fierro, Madrid, 2016).

Esperanza Ortega (Palencia ,1953) es autora de libros de poesía y narrativa, además de haber realizado antologías y estudios críticos en el ámbito de la poesía clásica y contemporánea. En su obra poética destacan Hilo solo (Premio Gil de Biedma, Visor, Madrid, 1995) y Poema de las cinco estaciones (El gato gris. Valladolid, 2007), libro objeto realizado en colaboración con los arquitectos Mansilla y Tuñón. Su última publicación poética es la antología La mano sobre el papel (Cálamo, Palencia, 2012). A sus estudios de poesía española pertenecen los dedicados a la poesía del Siglo de Oro, Juan Ramón Jiménez y los poetas de la Generación del 27, con un interés especial por la obra del poeta Francisco Pino, del que ha realizado numerosas ediciones, entre las que sobresale la titulada Siempre y nunca. Antología de Francisco Pino (Cátedra, Madrid, 2002). Como narradora ha publicado el relato El dueño de la casa (Premio Jauja de cuentos, 1993), la biografía Garcilaso de la Vega y el libro de memorias de infancia titulado Las cosas como eran. También es autora del ensayo pedagógico sobre escritura creativa El baúl volador, por el que obtuvo el Premio Giner de los Ríos en 1984. Su último trabajo literario ha sido una versión traducida del libro La libélula. Panegírico de la libertad, de la poeta italiana Amelia Rosselli (Sexto piso, Madrid, 2015).

José Luis Puerto (La Alberca, Salamanca, 1953) es licenciado en filología románica por la Universidad de Salamanca. Ha sido docente en la enseñanza pública hasta su jubilación. Poeta, ensayista, etnógrafo y editor, fue co-director de la colección “Plástica & Palabra” (Universidad de León), en la que se editaron obras de artistas y poetas como Günter Brus, Isidoro Valcárcel Medina, César Manrique, José-Miguel Ullán, Felipe Boso o Eva Lootz, entre otros. Actualmente, co-dirige la colección “Caligramas” (Universidad de León), del que ha aparecido un libro de Fernando Millán y otro, ya en prensa, de Guillem Viladot. Participó y formó parte en el proyecto leonés de “land-art” en torno a “El Apeadero” (Bercianos del Camino) y la galería “Tráfico de Arte”; con acciones, instalaciones, propuestas de “el espacio inventado”… y edición de la revista “Territorio público”. En el MUSAC, con motivo de la exposición Sujeto, disertó sobre “El sujeto en la poesía contemporánea”, e intervino también con una disertación sobre “Poéticas de lo común en la elaboración del espacio” (el 19 de febrero de 2014), dentro del VIII Curso de Introducción al Arte Contemporáneo: Estéticas y políticas de lo común”, desarrollado en el

MUSAC.

Tomás Sánchez Santiago (Zamora, 1957) es poeta. Libros suyos son Amenaza en la fiesta, La secreta labor de cinco inviernos, En familia, El que desordena y en este mismo año Pérdida del ahí (Ed. Amargord). También las antologías Detrás de los lápices (Lisboa, 1999) y Cómo parar setenta pájaros (Salamanca, 2009). En prosa es autor de tres obras de escritura fronteriza-Para qué sirven los charcos, Los pormenores, La vida mitigada- y de la novela Calle Feria (Premio Ciudad de Salamanca 2006).Junto a la fotógrafa Encarna Mozas ha publicado recientemente Interior acuario. Se ha ocupado con estudios y ediciones críticas de diversos escritores de su interés (Bécquer, Julio Verne, Aníbal Núñez, Claudio Rodríguez…); suyas son antologías sobre José Ángel Valente y Antonio Gamoneda -ambas en Ed. Alianza- así como un ensayo sobre Carlos Barral en el libro Dos poetas de la Generación de los 50: Carlos Barral y José Ángel Valente, con José Manuel Diego. Ha colaborado como articulista habitual en el periódico digital “Peatom”, “ABC” y actualmente en el suplemento cultural de “El Norte de Castilla”, y reunió muchos de esos textos en el volumen Salvo error u omisión. Reside en León.

Constelaciones. Poesía experimental en España (1963-2016)

 Artistas: Juan Carlos Aberasturi, Justo Alejo, Francisco Aliseda, Julián Alonso, Nel Amaro, Gregorio Antolín, Archipiel (Álvaro Barriusoy Ainara LeGardon), Alain Arias-Misson, Elena Asins, Max Aub, Eugènia Balcells, Eduardo Barbero, Pablo del Barco, J. M. Barrado, José María Benéitez, Raimon Blu, Felipe Boso, Antonio Bouza, Joan Brossa, Pepe Cáccamo, José María Calleja, José Luis Campal, Julio Campal, Cuca Canals, Carles Cano, Dionisio Cañas, José Luis Castillejo, Domingo Ceborro, Juan Eduardo Cirlot, Corpá, Rafael de Cózar, Juan Crego, Francisco Felipe Figueroa, Luis Ángel Fernández García, Jesús Fernández Palacios, Bartolomé Ferrando, Estanis Ferrer, Esther Ferrer, Flatus Vocis Trio, Rodolfo Franco, García de Marina, Antonio Gómez, Ignacio Gómez De Liaño, Goval [José Antonio Gómez Valera], Carles Hac Mor, Juan Hidalgo, Eva Hiernaux, Ibírico, José María Iglesias, Pascual Izquierdo Abad, Jesús Ge, Juan López de Ael, Clara López Cantos, Lola López Cózar, Alfonso López Gradolí, Rafael Marín, Miquel Martí i Pol, Juan Carlos Mestre, Fernando Millán, Enric Miralles, Fátima Miranda, Antonio Monterroso, Antonio Montesino, Mª Jesús Montía, José Noriega, Antonio Orihuela, Jorge Oteiza, José María Parreño, Saray Pavón Márquez, Carmen Peralto, Francisco Peralto, Rafael Peralto, Francisco Pino, Benito del Pliego, Claudia Quade Frau, Sergi Quiñonero, César Reglero, Tomás Salvador González, María Sánchez, Néstor Sanmiguel Diest, Eduardo Scala, J. Seafree, Patxi Serrano, Colectivo Stidna, Los Torreznos (Rafael Lamata y Jaime Vallaure), José-Miguel Ullán, Isidoro Valcárcel Medina, Adolfo Vargas, Eva  Mª Vaz, Gustavo Vega, Guillem Viladot, Yang-Tae Min, Fernando Zamora.

Comisariado: Luis Marigómez, Esperanza Ortega, José Luis Puerto, Tomás Sánchez Santiago. Exposición co-producida con: Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A) Fechas MUSAC: 21 de enero – 4 de junio de 2017. Dirección: Avda. Reyes Leoneses, 24. 24008 León. Teléfono: 987 09 00 00. Horario de apertura: Martes-viernes de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 h. / Sábados, domingos y festivos de 11:00 a 15:00 y de 17:00 a 21:00 h.

Un gran abrazo desde nuestra querida y culta España,

Félix José Hernández.

 

Hispanista revivido.