Raúl Castro condecora al dramaturgo en el mismo momento en que su hermano Juan Carlos pide asilo político en los Estados Unidos

 

La oveja negra

El artista se habría acogido a la Ley de Ajuste Cubano, de acuerdo a Cubanet, que no especifica la fecha de llegada del realizador a tierra estadounidense.

Cremata, quien realizó películas como “Viva Cuba”, “El premio flaco” o “Chamaco”, había sido censurado en la Isla luego de que su última puesta en escena teatral, titulada “El rey se muere”, fuera retirada de cartelera. En ese momento, el dramaturgo emitió una fuerte crítica a las instituciones culturales que prohibieron su obra.

El dramaturgo consiguió el apoyo de un amplio sector de artistas cubanos, que se mostraron preocupados por el proceso emprendido en contra de su colega, en momentos donde se quiere impulsar en el país una ley de cine que dé más independencia a los creadores de ese ramo.

El proceso contra Cremata fue documentado por la prensa independiente de Cuba, y ampliamente difundido dentro y fuera de la Isla tanto por los medios como por las redes sociales.

El Consejo Nacional de Artes Escénicas, adscrito al Ministerio de Cultura cubano, terminó cesando el contrato de Cremata y cerrando su proyecto “El Ingenio”.

El Cremata bueno

Por su parte, a Carlos Alberto Cremata se le conoce por sus piezas de teatro: El premio flaco, El asesinato de X, Dios te salve comisario, Contigo pan y cebolla, y alguna que otra improvisación dramatúrgica como la teatralización de West Indies Ltd., de Nicolás Guillén, o la vida del Che Guevara, contada para los soviéticos. Recibió su medalla de Héroe  Nacional del Trabajo de las propias manos de Raúl Castro quién lo condecoró el pasado 3 de mayo junto a otros fieles al régimen de La Habana. El ditirámbico artículo que le consagra Cubadebate esta mañana lo pinta así: “No hay otro apelativo que nos devuelva el heroísmo de su entrega que esa apócope de su apellido –expresión muy cubana de lo mucho bueno que es este ser humano, nacido para verter en los demás toda la miel de su taza.”

 

Deja un comentario