Crucero de otoño por el Mar Adriático en el Costa Mediterránea

Venecia, octubre de 2016.

París, 21 de noviembre de 2016.

Querida Ofelia:

Comienzo hoy a contarte el hermoso viaje que hicimos el mes pasado.

Llegamos desde París a Venecia en el vuelo de Air France  AF 1426, de solo 95 minutos de duración , el  soleado viernes 21 de octobre de 2016 – con +24°c- , para iniciar  nuestro crucero en el Costa Mediterránea que nos llevó a: Trieste (Italia), Split (Croacia), Kotor (Montenegro), Katakolon-Olimpia (Grecia), Corfú (Grecia), Dubrovnik (Croacia) y de regreso a Venecia.

Como bien sabes, Venecia se alza sobre un archipiélago de pequeñas islas lacustres conectadas por unos 400 puentes, el canal principal y el Canal Grande, bordeado por importantes palacios nobiliarios. La plaza más importante  es la de San Marcos, donde se encuentra la basílica homónima, que alberga el botín del saqueo de Bizancio de 1204, y el Palacio Ducal, desde donde los dogos gobernaron la ciudad hasta 1792. Venecia también es famosa por la isla de Murano, donde se producen los cristales del mismo nombre, y por los espejos de hoja de plata.

Ocupamos dos camarotes contiguos con balcones en el puente siete, pues nos acompañaron nuestro hijo, su esposa y nuestros dos nietos de 7 y 9 años. Durante todo el viaje el  Capitán Giuseppe Russo, así como la tripulación, fueron verdaderos profesionales de una gran amabilidad. En ambos camarotes encontramos una botella de champagne y una cesta de frutas regalo de bienvenida del capitán.

Tengo que dar mis más sinceras gracias a Madame Hajar Cherif del servicio a clientes de Costa aquí en París, por habernos organizado el viaje, con su excelente savoir faire, que ya nos había demostrado al organizarnos cruceros anteriores.

Otras personas, ya a bordo, que nos fueron muy útiles, amables y profesionales, fueron: el camarero hondureño de nuestros camarotes Dennis Uceda; la peruana María Esther Chong, Costa Club-Guest Relations Manager; Antonella, de Hospitality Service Desk; Alemio Valente, de la recepción; Agnese Borelli del Buró de Turismo; Almudena Álvarez, responsable de los turistas hispánicos; el maître y los camareros que nos atendieron cada día en el elegante Ristorante Medusa del puente diez, donde desayunamos, almorzamos y cenamos siempre; etc.

Hemos hecho doce cruceros con Costa en los últimos tres años, por ello poseemos la tarjeta Perla Diamante, lo cual nos ofrece muchos beneficios.

A las 9 p.m. el  Costa Mediterranea zarpó del puerto con destino a Trieste. Había marejadilla, pero no la sentimos a bordo.

La  cena en el Ristorante Medusa fue típicamente del Véneto, región donde la pobreza se convierte en riqueza en el plato.

Como ocurre con los personajes creados por la  pluma de Carlo Goldoni, lo que nos fascina es la  lengua que se habla en el Véneto, esa dulce  cantilena que, entre sus notas, tiene también el  gusto de la ironía, con la que nos invita a sonreír  tranquilamente incluso en las situaciones más  amargas. Como un atardecer en la  desembocadura del Po, donde el agua dulce se  encuentra con la salada.

La belleza paisajística del Véneto nos acompaña con mil aromas de magníficos vinos, la auténtica riqueza de esta tierra, y nos lleva a las delicias de la mesa, influida por cierta pobreza digna que se aprecia en los sabores esenciales presentes en sus platos: el jamón serrano de montaña, el queso Montasio, el arroz con guisantes o el bacalao a la vicentina con polenta a la parrilla.

Il Menù dello Chef

Carpaccio de bacalao, hinojo, salsa de apio y aceite tibio.

Ñoquis de ricotta de cordero y remolacha, sopa de calamares.

Cordero en costra de parmesano, con judías verdes y mermelada de tomate.

Minestrone freddo: de frutas y verduras con vainilla y azafrán, mousse de limón de Amalfi y chips tutti frutti.

Como cada noche, después de la cena, fuimos al Teatro Osiris a disfrutar del espectáculo alas 9 y 30 p.m. Nuestros nietos solían escoger la primera fila, a la cual tenían derecho gracias a la Tarjeta Perla Diamante.

Juke Box Jive!  Fue un espectáculo musical enérgico y electrizante desde los años 50 en adelante.  Con los bailarines del Costa Mediterranea y los cantantes Daisy y Matthew

Esa noche, como todas las posteriores,  el Costa Mediterránea se convirtió en una fiesta gigantesca, con opciones para todos los gustos, como por ejemplo:

10 y 30 p.m.: Fabulosos años 80 con Vanni Bar Roero, en el puente 3 Sacco.

10 y 45 p.m.: Bailando con Duo los Paraguayos, en el Hall centrale, puente 2 Tersicore.

10 y 45 p.m. : Welcome Party! ¡Una Bienvenida especial para los huéspedes recién embarcados en Venecia! de parte del Costa Mediterránea y de su Equipo de Animación, en el Grand Bar, puente 2 Tersicore.

10 y 45 p.m. : Melódicos años 80 con Irina en el  Salón Dionisio, puente 3 Bacco.

11 p.m.: Especial años 90 con el Duo Gianlucca y Barbara en el Bar Talla, puente 2 Tersicore.

11 y 15 p.m. : ¿Desea bailar?  Para los amantes de los bailes de Salón con la Hi Five Band, en el  Salón Isolabella, puente 1 Circe.

12 y 30 a.m. : Disco Ritmo de la Noche con el DJ Jeffry en el  Salón Isolabella, puente 1 Circe.

A las 8 a.m. del 22 de octubre, anclamos en el italiano puerto de Trieste, con un mar calmo, cielo nublado y solo +10°c. Sobre ese día te contaré en mi carta de mañana.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz, la que ya viste sus mejores galas con motivo de la próxima Navidad.

Te quiere siempre,

Félix José Hernández.