En los últimos 10 años esta industria ha visto como se redujo a casi la mitad lo que vendían en el año 2006

 

A pesar de que los consumidores le atribuyen un sabor único, las marcas cubanas representan sólo cerca de 20 por ciento de los 500 millones de cigarros hechos a mano vendidos en el mundo cada año. República Dominicana es hoy en día el mayor exportador de puros.

La Oficina Nacional de Estadística de Cuba (ONEI) reconoce que la piratería es el mayor enemigo que enfrenta la industria.

El país exportó 91 millones de puros en 2014, lo que significa una caída de 58 por ciento, comparado con lo que vendían en el mundo en 2006.

Además, el gobierno compra todo el tabaco producido y paga poco en relación con otros cultivos, por lo que muchos, incluyendo a los dueños de terrenos sin cultivar, ven más beneficioso sembrar otros productos.

Pero la tendencia podría revertirse dado que el gobierno empieza a prepararse para un eventual levantamiento del embargo comercial de Estados Unidos.

La caída en las ventas podría revertirse al ingresar al mercado más grande del mundo y reconocido consumidor de puros.

Para ello comenzaron a pagar más por las hojas de tabaco secas y capacitan a nuevos trabajadores en el arte de torcer (enrollar) puros a mano.

Proyecciones oficiales esperan un aumento de 20 por ciento en la producción anual de tabaco en los próximos cinco años, según directivos de empresas que trabajan en copropiedad con el gobierno cubano para comercializar los puros en el resto del mundo.

Deja un comentario