Fidel Castro y su hermanito Raúl, como todo en ese feudo caribeño, dieron inicio al asunto

Esto lo vimos el 31 de julio de 2006, cuando el tiranosaurio Fidel nombró heredero de la Presidencia del Consejo de Estado y Presidente de Cuba al benjamín de la familia

 

Eleonora Bruzual, PD

La definición de dinastía que nos da la Real Academia Española precisa que es la serie de príncipes soberanos en un determinado país, pertenecientes a una familia que se perpetúa en el poder.

El prestigioso organismo que se dedica a fijar las voces y vocablos de la lengua castellana, igualmente nos define tiranía como Gobierno ejercido por un tirano, y abuso en grado extraordinario de cualquier poder, fuerza o superioridad (Nicolás Maduro: “Le he propuesto al papa Francisco que apoye la Misión Milagro”).

Ambas palabras son perfectas para definir lo que han significado los Castro durante casi seis décadas de despotismo y opresión en Cuba (Nicolás Maduro: “Es vomitivo que estos españoles vengan a decirnos lo que hacer”).

Hasta hoy son unos tiranos, pero ya hechos nos confirman que están en claro proceso de imponer en la isla esclavizada y devastada una dinastía que continuará controlándolo todo en esta nueva etapa donde los crímenes de los sátrapas fueron borrados (“Al paso que van la izquierda y el separatismo, las diatribas de Maduro parecerán discursos de Churchill”).

Fidel Castro y su hermanito Raúl, como todo en ese feudo caribeño, dieron inicio al asunto de cambiar tiranía por dinastía…

Esto lo vimos el 31 de julio de 2006, cuando el tiranosaurio Fidel nombró heredero de la Presidencia del Consejo de Estado y Presidente de Cuba al benjamín de la familia.

De allí sigamos con interés lo que son los retoñitos y agregados de estos dos monstruos y sus movimientos y acomodos para saber con quienes harán negocios los que pretenden vendernos como un hecho la anhelada liberación y la “gran Democracia” que ya impera en la mayor de las Antillas.

Fidel Castro tiene once hijos conocidos y podríamos pensar que serán ellos los principales protagonistas de esta dinastía, más no es posible, ya que también hay que tomar en cuenta a los hijos de Raúl, que han demostrado su engolosinamiento por destacar.

Los seis hijos “oficiales” de Fidel Castro son: Fidel Castro Díaz-Balart (1949) hijo de Mirta Díaz-Balart; Alexis (1962), Alexander (1963), Antonio (1969), Alejandro (1971) y Ángel (1974) Castro Soto del Valle, hijos de Dalia Soto del Valle una señora ávida, ambiciosa y peligrosísima…

Igual alguito debe tocarle a los tres hijos que tuvo en el año 1956: Alina Fernández, Francisca Pupo (no reconocida) y Jorge Ángel Castro Laborde. Un semental el verdugo de Cuba y esos becerros van por lo suyo, como también los cuatro hijos de Raúl y Vilma Espín, y por supuesto los nietos de ese combo, donde ya destacan varios que además se sabe que por aquello de que “Hijo de gato caza ratón” se las ingeniaron para exigir a gobiernos españoles y fundaciones de ese país jugosas becas que les permitieron carreras en importantes universidades sin que los ricachos Castro tuvieran que sacar ni un duro.

Una de esas “Becarias” estuvo justo hace unos días en Israel porque también normalizar las relaciones con la nación judía interesa por las posibilidades de jugosos negocios aunque no por ellos piensen sacar de Cuba el montón de terroristas islámicos que allí se entrenan o se esconden…

Así la Dra. Lydia Castro Odio, avispadilla nieta de Fidel, hija de Jorge Ángel Castro y Edna Lydia Odio Jiménez, es la segunda vez que va a Israel acompañada siempre por el marido, que es el responsable del festival de Cine de la Habana.

La parejita hechos los tontuelos visitaron el ministerio de Relaciones Exteriores, y conociendo que ni los judíos ni los Castro dan puntada sin hilo pienso mal y acierto con toda seguridad… ¡Jijiji! Cuba e Israel también jugarán baloncesto en Panamá ¿Qué tal?

Y dos de los hijos de Raúl Castro: Alejandro Castro Espín y Mariela Castro su movida hermanita. Ambos hablando pendejadas de Estados Unidos pero listos para batear duro en esta apertura.

Y lugar especial para el General Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, yerno del tirano heredero que dirige desde hace ya tiempo el Grupo de Administración Empresarial S.A. (GAESA), la rama de negocios de las Fuerzas Armadas Revolucionarias que controlan más del 80 % de la economía cubana, incluyendo hoteles, fábricas, restaurantes y aerolíneas, y pertenece al Comité Central del Partido Comunista y es -cosa importante- el padre del nieto preferido de Raúl Modesto Castro Ruz: Raúl Guillermo Rodríguez Castro, su guardaespaldas y asistente más cercano, conocido como “El Cangrejo” porque nació con seis dedos en cada mano, algo que quizá influyó para que el abuelo lo presentara cursimente como “Mi nieto, una belleza de mármol, un coloso con cara de niño”.

Ambiciones, protagonismo, yates, fiestas, jet-setting, derroche, visitas de Estado… Más de 56 años de tiranía y lo único que cambiará será la ropa verde olivo, porque estos Castro tienen las espuelas tan afiladas como los padres de la dinastía.

 

Deja un comentario